Esto es lo que sale de mi barrio, lo que no escuchas en radio, lo que no sale en los diarios”

Hace 44 años, un experimento durante una fiesta callejera en el Bronx de Nueva York marcó un antes y un después en la cultura popular de EE.UU y el mundo entero. DJ Kool Herc apartó la aguja de los clásicos tocadiscos y comenzó a manipularlos manualmente, creando con ello los primeros break, y con ellos, el nacimiento del Hip Hop. Este movimiento llegó a nuestro país en los ‘80 a través de la música y películas de la época, para luego surgir como una forma de expresión y un estilo de vida diferente para los jóvenes.

Un nuevo baile llegó a la ciudad

A mediados de los 80, el Break Dance fue la primera expresión del Hip Hop que llegó a nuestro país. Fueron las personas de mayores recursos económicos quienes importaron este nuevo estilo de baile, que se convirtió pronto en un arte popular. Las calles de Lima y Callao fueron convirtiéndose en una pista de baile donde era cada vez más común ver a niños y jóvenes realizar inusuales movimientos y complejas piruetas, llegando incluso a la televisión de la época, en programas-concurso.

Trazos de colores invaden la ciudad gris

En los 90, una ola de graffiti pintó las paredes de Lima, con Trance, uno de los pioneros. A esta primera generación le siguieron ‘writers’ como Risk, Nozer, Tibuk, Cystem, Wisok, Sapiens, King, entre otros. El primer concurso de graffiti en nuestro país se llevó a cabo en 1998, organizado por la municipalidad de Miraflores, con lo que estalló el ‘boom’ del graffiti peruano. Actualmente, uno de los grupos de grafiteros más destacado de nuestro país es DMJC, donde participan Entes y Pésimo.

Foto: Infoartes

Primeros sonidos con rima

En 1991 comenzaron a surgir los primeros grupos de rap. Golpeando La Calle es considerado el primer grupo peruano de este género, con integrantes que venían del Callao y el Cercado de Lima.

Siete años más tarde en 1998, nace el Movimiento Hip-Hop Peruano como una iniciativa para agrupar a la comunidad callejera. Se reunían los últimos viernes de cada mes, en el anfiteatro Chabuca Granda del Parque Kennedy de Miraflores para demostrar y compartir su talento.

A través de los años, fueron varios los grupos de rap y solistas que fueron destacando en nuestro país. Tantos que sería imposible mencionar a todos. Uno de los primeros en alcanzar un amplio público “underground” fue Callao Cartel hablando de la dura realidad de las calles y el crimen en sus barrios. También apareció RQCrew, para luego reconstituirse como Comité Pokoflo y convertirse en los más respetados grupos de Hip-Hop Peruano, destacándose por líricas con superior profundidad, complejidad y sobre todo un compromiso por usar el arte como un arma de transformación social y política. Por último el grupo Rappers School se ha destacado como el más exitoso comercialmente con un significativo número de fieles seguidores.  

 

Nuevos estilos, nuevas generaciones

Actualmente, el Hip Hop se ha ido fusionando con nuestros símbolos peruanos como es el caso del break dance con el Baile de Tijeras o los graffitis con el arte chicha. Además han surgido nuevos artistas de rap que han mezclado y experimentado con nuevos ritmos peruanos e idiomas originarios. Entre ellos destacan Siraper, LiberatoKani, Inkas MOB, Pounda & NoModico, Menores, Mi puga Mi pishgo y A.CHAL.

El hip hop como forma de expresión sigue vivo y el Perú se ha convertido con los años en su perfecta inspiración. Sigue su historia aquí

Y aquí un documental

*Este contenido fue publicado en la edición impresa setiembre de Wayka.

Comentarios