Escribe Alvaro Meneses

Ayer la Comisión de Salud del Congreso aprobó el dictamen que busca legalizar el uso medicinal del cannabis, sin embargo, durante el debate salieron algunos argumentos poco verídicos por parte del único congresista que votó en contra del fallo: el médico de Fuerza Popular electo por la región de Cajamarca, Segundo Tapia.

Con el mismo guión expuesto en la sesión anterior, Tapia se enfrentó a la sala con supuesta evidencia científica que niega los beneficios de la marihuana. Sin embargo, Wayka detectó algunas falacias que predominan durante el discurso del parlamentario cajamarquino:

De arranque, Tapia zanja su rechazo hacia los cinco proyectos presentados sobre el uso medicinal del cannabis pero manifiesta su apoyo hacia una futura ley que coincida con los presuntos estudios que cita:

“Lo bueno es el CDB y lo malo es el THC”, afirma Tapia al inicio de su intervención.

Esto es falso. Las sustancias del cannabis a las que se refiere Tapia son el Delta 9 Tetrahidrocannabinol o THC y el Cannabidiol o CBD y NO CDB como constantemente repite durante su participación. Por otro lado, su versión sobre la toxicidad del THC no es del todo cierta:

“Este THC produce tolerancia y dependencia, demostrado científicamente (…) Decimos que es tolerancia cuando cada vez requiere más dosis (…) Y esto genera dependencia, generas un drogadicto más”, acusa en pleno debate.

Un informe de la revista médica estadounidense Journal of the American Medical Association sentencia que no existe evidencia de adicción al cannabis tras su uso medicinal. La ficha técnica de la Food and Drugs Administration sobre el Cesamet, un medicamento con el THC sintético más potente, también desmiente la primera hipótesis de Tapia: no se conoce potencial de dependencia física ni síndrome de abstinencia.

“La puerta de entrada al uso de drogas mayores […] Es la marihuana, de ahí viene el consumo de otras drogas, digamos mayores, que ya todos conocemos” dicta Tapia.

No es cierto. Según el reporte del Colorado Department of Public Health del 2016 desarticula lo afirmado por Tapia tras concluir que el índice de criminalidad se redujo y el porcentaje del consumo de drogas se mantuvo por debajo del promedio luego de la legalización y regulación del uso medicinal de la marihuana.

Además de los 8 votos a favor, las dos abstenciones y el solitario voto en contra de Tapia, por la región Tumbes de la misma bancada, Bienvenido Ramírez, también manifestó su rechazo hacia las propuestas y acusa a las asociaciones de pacientes de ser impulsadas por el narcotráfico. Sin embargo, al igual que en la sesión anterior, Ramírez abandonó la sesión antes de la votación.

Ahora todo depende de lo que se decida en el Pleno del Congreso.

 

Comentarios

comentarios