Escribe Pedro Francke, economista

Keiko Fujimori y PPK  tienen la misma propuesta económica y la defienden hasta ahora a pesar de los 155 mil empleos perdidos. Si, ya sé que esto parece un poco extraño, porque ellos dos a ratos (sólo a ratos) se pelean horrible. Pero en una serie de hechos se puede observar que tienen la misma política y que incluso hay un cogobierno económico.

¿Ustedes han visto algún vocero del fujimorismo que haya dicho la política económica está equivocada, pedir que se reformen las alianzas público- privadas, criticar  la política fiscal o el abandono de la diversificación productiva? No, el fujimorismo no ha criticado para nada la política económica.

En cuestión de leyes, el fujimorismo aprobó todas las facultades para que PPK diera leyes económicas y votó aprobando las leyes fiscales propuestas por PPK, elevando las metas de déficit y el presupuesto público para el  2017. Eso fue a fines del año pasado pero ha continuado.  El 10 de agosto el congreso fujimorista aprobó una nueva ley propuesta por PPK que nuevamente cambia la meta de déficit fiscal para los próximos años. Mientras tanto, el co-gobierno económico PPK – Fujimori mantiene las exoneraciones tributarias que suman 15mil millones de soles anuales, regalados en especial a mineras, bancos, agroexportadoras y casinos. El  fujimorismo tiene intereses muy concretos en estas exoneraciones y son bastantes millones en juego: su secretario general José Chlimper es un millonario agroexportador y varios congresistas Fujis tienen sus universidades – negocio.

Podemos ver también una unidad entre PPK y Keiko en relación al caso Odebrecht. Frente al enorme escándalo, a fines del año pasado el gobierno sacó el  Decreto de Urgencia 003 dando espacios para una negociación con Odebrecht que le permitiera a esos corruptos llevarse la plata que nos han robado. ¿Ha criticado Keiko o sus voceros este arreglo? No, para nada. Tiene buenas razones para ello. Ya sabemos que Marcelo Odebrecht anotó en su agenda “aumentarle 500 a Keiko”, obviamente un aporte para la campaña fujimorista de 500 mil dólares. Keiko quiere tapar el asunto Odebrecht aunque eso cueste que los corruptos brasileños se lleve cientos de millones de dólares. ¿O será casualidad que la procuradora adjunta del caso Odebrecht es íntima de Galarreta?

Hay también un cogobierno práctico de PPK con Fujimori. El jefe de la SUNAT, Víctor Shiguiyama, ha sido hasta el 2015 dirigente de Fuerza Popular. En el directorio del BCR, la entidad que maneja 60 mil millones de dólares de reservas internacionales, tiene 3 directores fujimoristas, siendo co-responsables de esta política monetaria que mantiene altas tasas de interés y los créditos difíciles de conseguir, sobre todo para las pequeñas empresas.

No es por gusto que, aunque PPK y Fujimori se pelean a golpes a ratos, luego se echan florcitas. Pueden tener tantas confrontaciones en la lucha por el poder, pero con las mismas ideas económicas y defendiendo los mismos intereses de la gran empresa.

Comentarios