pastilla

Demanda busca dejar sin efecto la sentencia del Tribunal Constitucional que el 2009 prohibió la distribución gratuita del anticonceptivo oral de emergencia en centros de salud públicos.

Desde la sociedad civil, organizaciones como Demus, Centro de Derechos Reproductivos (CRR), Paz y Esperanza y Promsex,  interpusieron una demanda al Estado peruano ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por la prohibición del Anticonceptivo Oral de Emergencia (AOE), también conocido como la pastilla del día siguiente, en centros de salud públicos.

Las organizaciones demandantes optaron por acudir a una instancia internacional llevando el caso de María, una adolescente víctima de violación sexual quién a pese a acudir a un centro de salud público a buscar atención, no se le suministró la píldora, quedando expuesta a un posible embarazo de su agresor, violentando así sus derechos, como a las miles de mujeres en la misma situación de vulnerabilidad.

Hasta hace 7 años, el Perú garantizaba el acceso a métodos anticonceptivos gratuitos, incluyendo el AOE a través de normas nacionales bajo el “Protocolo sobre violencia contra la mujer”. Sin embargo, en el 2009, el Tribunal Constitucional sentenció a que el Ministerio de Salud interrumpa la distribución del anticonceptivo oral de emergencia bajo la premisa de  tener efectos “abortivos”; y que el derecho de la vida se protege a partir de la fecundación, criterios que carecen de sustento científico  y que ha sido rechazado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos anteriormente.

Es preciso añadir que Perú es el país con la mayor tasa de denuncias por violación sexual en América del Sur según la Fundación Planned Parenthood en un informe emitido en octubre del 2015.

Datos y cifras

  • Según el Ministerio de la Mujer, hasta junio del 2015, se registraron 1327 casos de violaciones sexual, de los cuales, el 90% le pertenecen a menores de edad.
  • El 34% de niñas y adolescentes víctimas de una violación sexual, resultaron embarazadas.
  • El anticonceptivo oral de emergencia pasa a ser vital para prevenir embarazos no deseados, pues se puede usar durante las primeras 72 horas después del acto sexual. Hasta el año 2009 la distribución de este medicamente era gratuito en todo centro salud nacional, luego del fallo del TC, solo se puede adquirir en establecimientos privados bajo un costo muchas veces inaccesible para mujeres de escasos recursos.
  • La píldora del día siguiente permitiría a las mujeres en general, y de manera especial a las víctimas de violación, prevenir un embarazo no deseado y con ello garantizar sus derechos reproductivos.

Comentarios