Los maestros siguen en pie de lucha, y han mudado su protesta a diferentes partes de la capital por el cierre de la Plaza San Martín. Pese a la violenta represión por parte de la Policía, ellos continuarán manifestándose hasta que sus reclamos sean escuchados.
Fotos y texto por Juan Zapata

La represión policial cada vez se pone más violenta. Las imágenes de ayer: iniciando con el cierre de Plaza San Martín nos pone en una situación difícil. Decenas de maestros heridos y ahora un muerto por contusiones cerebrales producto de la violencia de los policías.

Al contrario de la opinión pública, los maestros sí quieren ser evaluados. La comunicación entre el gobierno y los profesores tiene que darse. De lo contrario, todo se pondrá peor.

En medio de la represión policial, un maestro, entre lágrimas, le pregunta por qué lo hacen si estaban almorzando y descansando. ‘Cálmate’, le responden mientras lo empujan y siguen disparando bombas lacrimógenas.

Las pancartas y las arengas son las armas de los maestros. Casi 3 meses en huelga y no parece encontrar solución.

El maestro agredido les habló a los policías con una calma increíble. No los insultó, les aseguró que respeta su trabajo, que solo cumplen órdenes. Él sabe que ellos no son el enemigo.

Una maestra cubriéndose tras ser afectada por los gases lacrimógenos.

Nuevamente: no piden que la evaluación sea eliminada, sino las rúbricas. ¿Cómo solucionará el gobierno la huelga? ¿Seguirá clausurando espacios públicos?

Gran cantidad de efectivos policiales no llevan la identificación en su uniforme. Si se sobrepasan en su autoridad y te hacen daño, ¿cómo los denuncias?

En medio de la represión, una pareja no se separa y aguanta el efecto de los gases lacrimógenos, los empujones y las lisuras.

Tras la represión policial sin que los maestros hayan provocado esta, los policías ‘huyeron’ de dos en sus vehículos motorizados. Luego de despejar la zona, se fueron, tal vez, a ver el partido entre Perú y Bolivia
Pedro Castillo en un mitin improvisado en Plaza Bolognesi. Habló sobre el maestro fallecido a causa de la violencia policial y aseguró que la huelga continúa.

La lucha es también por la educación gratuita, si la privatizan, ¿quién nos salvará?

Comentarios

comentarios