¿Te ha pasado que días antes de la regla te sientes fatal, fatigada o adolorida? Esa incomodidad y fastidio puede deberse al síndrome prementrual, una alteración hormonal, que de no recibir el cuidado requerido, puede interferir en las actividades cotidianas. En esta oportunidad la doctora Frida Gonzales, especialista de Inppares, nos  habla del síndrome premenstrual, una dolencia por la que pasan gran parte de las mujeres.

¿Qué es el Síndrome Premenstrual (SP)?

El Síndrome Premenstrual lo forman una serie de alteraciones tanto emocionales como físicas que suceden los días antes de que llegue la regla. Estos cambios, en la gran mayoría de nosotras, son aceptables y los asumimos como propios de nuestra condición de mujer. Pero en algunas mujeres estos síntomas son especialmente importantes y llegan a interferir en sus actividades diarias. El Síndrome Premenstrual no es solo una sensación de tensión o de depresión, es un conjunto de síntomas bien definidos que constituyen un síndrome.

¿Cuándo ocurre el SP?

Estos síntomas se manifiestan generalmente durante la segunda fase del ciclo menstrual, entre el día 14º y el 28º y desaparecen cuando empieza la regla. A algunas mujeres el Síndrome Premenstrual les dura uno o dos días y desaparece, mientras que otras pueden sentirse tan mal que apenas pueden hacer nada. En estos casos, si te sientes de muy mal humor e infeliz, es una buena idea hablarlo abiertamente con tu familia y tus amigos. Así estarán prevenidos y te ofrecerán su apoyo.

¿Qué causa el Síndrome Premenstrual?

Se desconoce con exactitud cuáles son las causas del Síndrome Premenstrual, pero existen muchas hipótesis para explicarlo.

Se supone que este síndrome se produce por un desequilibrio entre los estrógenos y la progesterona con un aumento relativo de los primeros. Esto da lugar a una retención de agua y sodio, con aumento de peso y edema generalizado, que es la causa que explicaría la mayoría de los síntomas anteriormente mencionados.

También existe un gran componente psicológico, ya que las mujeres con una gran carga emocional son más susceptibles de desarrollar el Síndrome Premenstrual. Sin embargo, no se puede responsabilizar sólo a los factores psíquicos como causantes del Síndrome Premenstrual. Otras teorías sostienen que se trata de una respuesta anormal del organismo frente a las alteraciones de neurotransmisores neuronales como las beta endorfinas. También se han defendido otros posibles mecanismos que lo relacionan con la nutrición, la deficiencia de vitamina B6, la hipoglucemia y niveles bajos de calcio o magnesio. No existe ninguna hipótesis que, por sí sola, explique las causas del Síndrome Premenstrual. Lo más probable es que se trate de una combinación de distintos factores que a la vez interactúan con algún acontecimiento vital: estrés, los problemas en casa o en el trabajo, los exámenes u otras situaciones estresantes.

¿Todas las mujeres notamos el SP?

No todas las mujeres experimentamos los síntomas del Síndrome Premenstrual. La sintomatología puede presentarse desde la adolescencia hasta la menopausia, sin embargo, suele ser muy leve en la adolescencia y en los primeros años de vida adulta. Aunque no hay un tipo de mujer característico, parece que en general es más frecuente en mujeres de unos treinta años que tienen hijos.

¿El Síndrome Premenstrual es para siempre?

Afortunadamente, no hay mal que dure 100 años. En más del 40 % de los casos, el tiempo en que se puede sufrir los síntomas del Síndrome Premenstrual, antes de la menstruación, no excede de los 5 años.

¿Qué medidas debo tomar?

Existen muchos tratamientos para el Síndrome Premenstrual, desde sencillos remedios caseros a tratamientos prescritos por el médico. Lo importante es encontrar el remedio que sea más útil para cada una. A algunas de nosotras nos puede ayudar simplemente el hecho de seguir unos hábitos saludables como son: una dieta adecuada y tomar manzanilla por sus propiedades analgésicas y emolientes, descansar cómodamente y dormir más de 7 horas diarias, hacer pequeños ejercicios a modo de estiramientos musculares, utilizar distintas técnicas de relajación tanto mental como emocional. También existen algunas medidas más específicas que puedes concretar con tú médico.

 

¿Qué dieta me ayudará con el SP?

Conviene una dieta sana, con abundantes frutas y verduras, baja en sal y que evite el consumo excesivo de agua durante los días previos a la menstruación. Esto nos ayudará a evitar la retención de líquidos tan molesta en esos días. También es recomendable consumir poco azúcar, y reducir la cafeína y el alcohol. Por lo general son irritantes y pueden aumentar la sensación de pesadez.

¿Me conviene algún suplemento frente al SP?

Podemos tomar complejos vitamínicos. Por lo general refuerzan nuestro cuerpo y nos ayudarán en los días en que nos sentimos más fatigadas. Es conveniente que el médico nos aconseje cuál es el más adecuado para cada una de nosotras.

¿Ayuda el ejercicio físico durante el SP?

El ejercicio nos proporciona sensación de bienestar y nos puede ayudar a reducir la tensión psíquica que solemos tener durante estos días. Debe tratarse de un tipo de ejercicio suave y cómodo, y mejor si lo practicamos de forma regular.

¿Cómo influye la relajación?

Puede ayudarnos practicar algún método de relajación como el yoga, la meditación o ejercicios de respiración. Estos métodos, por lo general, nos ayudan a tomarnos las cosas con serenidad y favorecen nuestra calidad de vida.

¿Y el estrés?

Si podemos, tendríamos que intentar evitar todas aquellas situaciones conflictivas que puedan generar tensión. El estrés, por lo general, empeora los síntomas del síndrome premenstrual.

Durante el SP ¿qué cosas nos ayudan?

  • Una dieta equilibrada
  • Comer poco y a menudo
  • Comer abundantes frutas y verduras frescas
  • Consumir poca sal y poco azúcar
  • Reducir el consumo de café, alcohol y tabaco
  • Usar ropa cómoda y fácil de llevar
  • Utilizar un calzado plano y confortable
  • Realizar ejercicio físico moderado
  • Realizar alguna actividad lúdica que te guste y te entretenga
  • Hablar de cómo te sientes con tu familia o tus amigos

Durante el SP ¿qué cosas nos perjudican?

  • Usar prendas muy ajustadas al cuerpo
  • Utilizar zapatos con tacones altos
  • Tomar antidepresivos o tranquilizantes si no te lo ha recomendado tu médico
  • Desabrigarte y pasar frío
  • Culpabilizarte por el mal humor
  • Sentir vergüenza
  • Evitar las relaciones sexuales
  • Cargarte de trabajo durante estos días
  • Dejarte llevar por los antojos

 

En Wayka queremos hacer un periodismo que además de informar, pueda educar en temas de los que poco o nada se habla. Así que, junto a los amigos de Inppares, especialistas en salud sexual y salud reproductiva, empezaremos con una serie de artículos que nos ayuden (a todas y todos) despejar dudas en torno a la salud sexual y reproductiva.

 

Comentarios