Julissa Diez Canseco es la primera mujer en la disciplina del Taekwondo en representar al Perú en los Juegos Olímpicos Río 2016. Joven, vivaz y empeñosa, en esta entrevista nos cuenta sus expectativas frente al nuevo reto que le espera.

  • Julissa, en primer lugar felicitaciones por tamaño logro, eres la primera mujer que nos representará en la disciplina de Taekwondo en unos juegos olímpicos, ¿cuál es tu meta para Río 2016?

Muchas gracias, me llena de orgullo saber que he logrado llevar a Perú a la cita deportiva más grande del mundo. Me considero una chica con grandes ambiciones y que lucha siempre ser la mejor, y es por eso que para Río apunto a la medalla. Van los 16 mejores del mundo, así que no será nada fácil, pero creo en mí y en mi equipo de trabajo y eso me hace ver que es muy posible lograrlo.

  • ¿Cómo será tu preparación de aquí hasta tu debut soñado en Río?

Continuaré preparándome en Mallorca con mi entrenador Juan Antonio Ramos, quien fue pieza fundamental para conseguir el cupo a Río. Además tenemos planeado ir a competir en diferentes campeonatos internacionales y hacer un par de bases de entrenamiento por Europa y Asia para tener roce con distintas chicas, diferentes estilos de combates y poner en práctica lo que vayamos entrenando para así llegar al 100% tanto física, táctica como mentalmente.

  • ¿Dónde estuviste preparándote en los últimos años?, ¿Recibiste apoyo de la federación peruana de taekwondo (FPT)?

He estado 4 años en Barcelona, y este último año en Mallorca. Vine becada al CAR por el Comité Olímpico y el IPD. Luego se sumó ADO. Sin embargo, el mudarme a Mallorca supuso un cambio y menor presupuesto, no solo para las competiciones, sino también para poder mantenerme en España, ya que no me cubrían lo mismo que cuando estaba en Barcelona y eso me generó un gran problema.

El presupuesto de la federación es bajo, pero puedo decir que este último año ha mejorado. Asimismo, con el apoyo de mi familia, ahorros y algunos préstamos pude cubrir todo lo que necesitaba para seguir ascendiendo en el ranking y llegar de la mejor manera al clasificatorio olímpico y luchar por esa plaza.

Aun con todos esos imprevistos económicos se logró la clasificación. Ahora se viene la preparación para estos juegos. Yo no quiero ir a pasearme, voy por la medalla y al igual que los demás países quiero ir bien preparada. Espero que las cosas cambien y puedan cubrir todo lo que necesito y no tenga que preocuparme nada más que en entrenar. Ya me he reunido con el IPD, COP y Federación y tienen conocimiento de mis necesidades para los Juegos Olímpicos. Ahora les toca a ellos.

  • Cuéntanos un poco de ti, ¿dónde diste tus primeros pasos en el Taekwondo?

Toda mi familia ha sido deportista. Han hecho fútbol, vóley,  gimnasia y otros deportes, pero solo yo he llegado a la alta competición. Mi papá ha sido futbolista en primera división en los 60 y mi mamá ha jugado al vóley, así que lo llevo en los genes. Todo se lo debo a mis padres, ya que desde muy pequeña me inculcaron el espíritu deportivo y me llevaron a probar todos los deportes hasta que elegí uno, el taekwondo.

Empecé a los 6 años en el colegio. Luego lo retomé a los 9 en vacaciones y ya no lo dejé. Tuve la suerte de encontrar al profesor Marcial Barreto. Él y su hermano Juan me formaron desde pequeña y me mostraron que había mucho más en el exterior.

  • Si no hubieses escogido el taekwondo, ¿en qué otro deporte te hubiese gustado competir?

Siempre me ha gustado el fútbol y vóley. En su momento tuve que elegir entre el vóley y taekwondo cuando me convocaron a entrenar (mismo horario) con la selección infantil de vóley y la selección junior de taekwondo. Si tuviese la oportunidad de competir en otro deporte sería el vóley. Soy pequeña pero me encanta, así que la lucharía.

  • Volviendo a la FPT ¿Cómo ves el trabajo que viene desarrollando la FPT, tendremos más Julissas en los próximos años?

Aún hay mucho por mejorar. Los chicos y chicas necesitan más roce internacional, competir y entrenar en el exterior. Ahora en mi visita por Lima he visto mucho talento, pero necesitan ser explotados al máximo. Los Juegos Panamericanos están a 3 años, así que hay tiempo para trabajar. Mi profesor de base (Marcial Barreto) ha entrado a trabajar con los cadetes y juveniles, así que creo que hará un cambio y se mejorará.

  • ¿Qué recomendarías al papá o mamá de un niño o niña que quiere iniciarse en el taekwondo, a qué edad debería empezar?

El apoyo de los padres es fundamental, pero creo que como hicieron conmigo, lo mejor sería llevar a sus niños a practicar todo tipo de deportes y que ellos vayan eligiendo, que primero lo vean como un hobby y disfruten del deporte. No digo que deben de dejarlos libres, sino todo lo contrario, mostrarles el camino, motivarlos y sobretodo siempre recordarles que para lograr un objetivo hay que luchar y sacrificar muchas cosas. El taekwondo es un deporte muy bonito y se puede empezar a cualquier edad, eso, es una gran ventaja. Ya dependerá de uno mismo los objetivos que se pongan y de lo que se está dispuesto a hacer.

Comentarios