Analiza Pedro Francke, economista.

En este episodio analizamos el artículo de Roberto Abusada, director del Instituto Peruano de Economía, sobre la informalidad, “La precariedad en el empleo”, publicado en diario El Comercio.

1

Abusada: “El Perú tiene en sus normas laborales el obstáculo esencial que impide la generación de empleo de calidad, el aumento de la productividad y, consecuentemente, el mayor crecimiento”

MENTIRA: Ningún estudio serio sobre el crecimiento peruano establece que las normas laborales son el obstáculo esencial o la principal barrera al crecimiento, sino la diversificación productiva, la educación y la política macroeconómica como los problemas centrales; algunos ejemplos de estudios son este de Harvardeste de Waldo Mendoza o este de profesores de la Universidad del Pacífico.

2

Abusada: “En países con características socioeconómicas y grado de desarrollo similares al peruano, los niveles de formalidad en el empleo y la productividad laboral son sustancialmente mayores… La causa determinante de esta situación es la existencia de una política laboral que ha llevado la inflexibilidad a niveles absurdos, particularmente en aspectos como los que rigen la contratación y el despido de trabajadores. Se trata de un hecho sobre el cual existe una sorprendente unanimidad entre economistas

 

MENTIRA: El mismo día que Abusada publicaba esto, el Dr. Efraín Gonzales de Olarte, vicerrector de la PUCP, publicada otro artículo en Gestión con un punto de vista muy distinto sobre las causas de la informalidad, mostrando que NO HAY nada cercano a tal “unanimidad”. Para Gonzales de Olarte la lucha contra la informalidad tiene tres componentes: “mejoras en la productividad, fortalecimiento del estado… y cambio de la cultura del productor y del trabajador”, no incluyendo las supuestas “inflexibles normas laborales” como causa. Solo para poner un par de otras fuentes discrepantes de Abusada, se puede ver esta tesis doctoraleste artículo académico internacional y este estudio de la OIT  que establecen que la informalidad se debe a las estructuras económica y a la falta de desarrollo de las empresas formales.

Foto: Juan Zapata

3

Abusada: “Más aun, de acuerdo al último reporte de competitividad entre 137 economías que publicó la semana pasada el Foro Económico Mundial, el Perú figura entre los nueve países del mundo con las prácticas más rígidas de contratación y despido”

VERDAD A MEDIAS: Lo que no dice Abusada es que dentro del Índice de Competitividad Global dentro del que se encuentra ese cálculo, el Perú figura en el puesto 64 en el rubro “eficiencia del mercado de trabajo” del cual forma parte el sub-índice mencionado sobre rigidez en la contratación y despido, el mismo que es obtenido de una encuesta a empresarios y gerentes de grandes empresas, sin ninguna consulta a los estados, los trabajadores o los ciudadanos, ni ningún estudio científico. Lo que no dice Abusada es que en el mismo informe estamos en el puesto 116 en instituciones, 113 en innovación, 93 en salud y educación primaria, 86 en infraestructura, entre otros. De los 12 rubros evaluados en el Índice de Competitividad Global, en 8 estamos peor que en “eficiencia del mercado de trabajo”, incluyendo la calidad de los empresarios y la competencia en el mercado, siendo en estos rubros donde se concentran los problemas.

Foto: Juan Zapata

4

Abusada: “El Perú figura entre los nueve países del mundo con las prácticas más rígidas de contratación y despido. Las consecuencias de esta situación están a la vista de todos. El año pasado, la economía peruana creció 4% respecto al año anterior, pero en el sector privado solo se crearon 56.000 empleos formales. Se trata de una cifra insignificante frente a los casi 300.000 jóvenes que alcanzaron la edad de trabajar y a los millones de peruanos que se encuentran permanentemente subempleados”.

 

VERDAD A MEDIAS: Es cierto que el año pasado se creció 4% y casi no se generaron nuevos puestos de trabajo formales frente a la enorme necesidad de empleo. Pero la causa no puede ser la señalada, porque aun si hubiera habido tal rigidez, la misma existe, según el propio Abusada, desde hace 15 años, pero en años anteriores la creación de empleos formales fue mucho mayor. Por ejemplo, el 2016 el empleo aumentó en apenas 0,6% pero el 2004, cuando la economía también creció 4%, el empleo aumentó 3,5%. ¿Si la supuesta “rigidez laboral” según el propio Abusada ya existía el 2004, como así en ese año esa rigidez no impidió que un crecimiento del mismo nivel de 4% creara 6 veces más empleos que el 2016? Un principio científico básico es que la misma causa debe provocar un efecto similar; si no es así, quiere decir que esa no es la causa.

La explicación alternativa, ocultada por Abusada, es que el año pasado la industria cayó 1,4% y la construcción 3.1%, por lo que se perdieron muchos empleos, mientras que lo que creció fue la minería 21.2%, sector que genera muy pocos empleos. En cambio, el 2004 la industria creció 7,5% y la construcción creció 4,9%, generando así mucho más empleos. Es el estilo sectorial de crecimiento, concentrado en la minería, lo que determina que el año pasado hubiera muy pocos nuevos puestos de trabajo formales.

Foto: Juan Zapata

Comentarios