Por mejores condiciones laborales, más de 900 trabajadores de la minera Shougang Hierro Perú de la ciudad de Marcona de Ica se plantaron hoy frente a la embajada de la República Popular China en Jesús María para presentar el pliego de reclamos ignorado por la mesa directiva de la empresa. Las protestas contra Shougang datan desde hace más de 8 años consecutivos.

“Todos los años hay ganancias de parte de la empresa, los resultados económicos son positivos todos los años (…) pero los trabajadores somos los que en carne propia sufrimos bajos salarios que se distancian mucho de otros centros mineros, explica el secretario general del sindicato de Shougang Hierro Perú, Julio Ortiz Pinto.

Luego de más de una hora de espera, funcionarios de la embajada recibieron al secretario general del sindicato, Julio Ortiz Pinto.

Ante el pliego de reclamos de los obreros, los representantes de la sucursal de la Shougang Group en Perú plantearon aumentar 2 soles a sus salarios diarios.

Cabe mencionar que Shougang Hierro Perú, operativa desde 1975 y con 1833 empleados registrados hasta agosto de este año, extrae anualmente hasta 7 millones de toneladas de hierro sin competencia en el mercado nacional. Además, hasta la mitad del 2017, la compañía ha generado 282 millones de soles en ganancias.

La huelga constante contra Shougang

Por más de 8 años consecutivos, los mineros de la compañía Shougang Hierro Perú se levantan en huelga por la misma causa: mejores condiciones laborales. Apenas en setiembre del año pasado, los trabajadores de la minera protestaron por el aumento de 8.40 soles en sus remuneraciones diarias.

En mayo del 2015, una víctima mortal y un herido fueron las secuelas de una huelga de 200 obreros de la minera que marcharon contra el despido de 80 obreros, la falta de acceso a agua potable y las altas tarifas de energía eléctrica en la ciudad. A raíz de otra protesta en 2011, se descubrió que la población de Marcona solo accedía a agua potable por 40 minutos al día y que la ciudad solo contaba con 22 efectivos policiales mientras que otros 84 resguardaban las instalaciones de la minera.

En una huelga de hambre frente a la Catedral San Francisco de Ica terminó el paro de los obreros de la compañía china donde también exigían la nivelación y el aumento de sus sueldos. La huelga en marzo del 2010 fue una de las manifestaciones que más trabajadores concentró: más de 1500 mineros reclamando el reciente recorte de utilidades.

Comentarios