Iglesia Agua Viva y sus pastores son investigados por la División de Lavado de Activos de la Policía Nacional debido a la millonaria compra del Coliseo Amauta y las irregulares transacciones de alquiler y compraventa que le siguieron. La solicitud policial se dio tras la investigación periodística de Wayka que mostró el incremento patrimonial de la iglesia y sus líderes.

Carla Díaz / Graciela Tiburcio
Investigación WAYKA

La Dirección de Lavado de Activos de la Policía Nacional (Dirila) pidió al Ministerio Público abrir una investigación contra los líderes de la iglesia evangélica Agua Viva, integrante del grupo conservador “Con Mis Hijos No Te Metas”, y sus pastores, los esposos Pedro Hornung Bobbio y Mirta Lazo Ríos, por el presunto delito de lavado de activos. La Policía inició las diligencias el 19 de setiembre tras la investigación periodística de Wayka que reveló las transacciones por las que la iglesia compró el Coliseo Amauta por 6 millones de dólares en 2009.

La iglesia Agua Viva es una de las principales impulsoras del colectivo conservador "Con Mis Hijos No Te Metas" opositor a la igualdad de género. En la imagen, Carla Hornung y Mirta Lazo, pastoras de la iglesia, apoyando una movilización contra el enfoque de genero en la educación pública. Imagen: Twitter de Mirta Hornung

La iglesia Agua Viva es una de las principales impulsoras del colectivo conservador “Con Mis Hijos No Te Metas” opositor a la igualdad de género. En la imagen, Carla Hornung y Mirta Lazo, pastoras de la iglesia, apoyando una movilización contra el enfoque de genero en la educación pública. Imagen: Twitter de Mirta Hornung

Según el reporte policial, Agua Viva presentó un “abrupto incremento patrimonial no justificado” con el que se ha hecho propietaria de 5 locales en Lima, 25 sedes a nivel nacional, y del mítico Centro de Convenciones Amauta. El informe señala que dicha iglesia, la cual también ha impulsado el indulto para el reo Alberto Fujimori, “ha despegado económica y socialmente (…), logrando pasar por sus arcas varios millones de dólares, tal es así que dista en demasía de sus inicios”, lo que resulta sospechoso teniendo en cuenta que esta se sustenta únicamente de diezmos y ofrendas de sus seguidores, según han declarado los pastores de la iglesia.

En el mencionado documento al que tuvo acceso Wayka, la Dirila sustenta ante la Fiscalía que “se evidencian signos de lavado de activos, como el incremento vertiginoso de sus capitales (incremento patrimonial no justificado), cuyo origen provendría de un posible delito tributario en perjuicio del erario nacional”. Además de alertar que la familia Hornung Lazo tendrían “registrados abundantes bienes muebles e inmuebles con la finalidad de legitimar, ocultar, evitar la incautación de dinero, bienes, efectos o ganancias de procedencia ilícita”.

Durante la campaña electoral 2016, Agua Viva ceció el Amauta para que sea el escenario de un encuentro entre los grupos evangélicos y Keiko Fujimori. No fue la primera vez que manifestaban su apoyo al fujimorismo, en 2013 pidieron el indulto para el reo Alberto Fujimori.

Durante la campaña electoral 2016, Agua Viva ceció el Amauta para que sea el escenario de un encuentro entre los grupos evangélicos y Keiko Fujimori. No fue la primera vez que manifestaban su apoyo al fujimorismo, en 2013 pidieron el indulto para el reo Alberto Fujimori.

La Policía indica como “movimiento extraño” las transacciones que realizó Agua Viva con el Amauta luego de comprarlo, las cuales Wayka reveló en la primera entrega de #NegociosDeFe: meses después de comprar el coliseo, la iglesia lo alquiló a 10 mil dólares mensuales por 10 años a la ONG Impacto Perú, representada por José León Tang, integrante también del Consejo Directivo de Agua Viva. Por esta transacción, recibieron un adelanto de 20 mil dólares, pero solo tres meses después, la comunidad cristiana firmó un contrato de compraventa del Amauta por 5 millones de dólares con la Asociación Centro Cristiano y Misionero Palabra de Vida, vinculada a la familia Hornung Lazo y representada por Manuel Gutiérrez Espinoza, incluido también en la investigación por lavado de activos.

Las autoridades consideran irregular y contradictorio que luego de realizado el alquiler, Agua Viva haya vendido el Amauta a la asociación Palabra de Vida. Según la Dirila, estas operaciones establecen una clara intención de conservar el Amauta a través de asociaciones vinculadas a la iglesia, pues en la actualidad la ONG Impacto Perú es presidida por la pastora y ex congresista Mirta Lazo.

Mirta Lazo, pastora de Agua Viva, junto a parte del equipo de la ONG IMPACTO Perú. Fotografía: Facebook Impacto Perú.

Mirta Lazo, pastora de Agua Viva, junto a parte del equipo de la ONG IMPACTO Perú. Fotografía: Facebook Impacto Perú.

“Lo que resultaría sospechoso es que el coliseo Amauta sería vendido por 5 millones de dólares a la Asociación Centro Cristiano y Misionero Palabra de Vida, (…) todo esto resultaría por demás suspicaz, en razón a que existiría la figura de usufructo con la ONG Impacto Perú, figura que es contradictoria al celebrarse un contrato donde la ONG pagaría a la comunidad cristiana una renta de 10 mil dólares mensuales, con un adelanto de 20 mil dólares por el uso de las instalaciones. Al concretarse estos actos jurídicos se obtendría los presupuestos necesarios de la presunta comisión del delito de lavado de activos”, detallan las pericias policiales.

La Dirila ha elevado las investigaciones previas a la Fiscalía Especializada en Lavado de Activos y Pérdida de Dominio para emprender una profunda investigación a la iglesia, sus líderes y las asociaciones que participaron de la compra del Amauta con el fin de determinar el origen de los fondos que administra la comunidad evangélica, según confirmaron a Wayka fuentes policiales y fiscales.

El informe precisa que “por lo expuesto, y en aplicación de la legislación vigente, es necesario que la Superioridad tenga a bien remitir el presente documento a la Autoridad Fiscal competente, toda vez que es necesario que personal a cargo de las pesquisas cuente con la respectiva autorización fiscal de inicio de investigación preliminar”.

Comentarios