El pastor evangélico Alberto Santana, quien el 2016 compró los terrenos aledaños del estadio de Alianza Lima por 600 mil dólares, no solo posee un conglomerado de iglesias a nivel nacional, también pretende convertirse en el próximo Presidente de la República. La iglesia Cristiana Mundial El Aposento Alto, dirigida por Santana y su esposa, Sonia Carbajal, ha logrado un llamativo crecimiento económico desde su fundación en 1994, a la par del pastor, quien pasó de vivir en el Callao al exclusivo distrito de La Molina.

Hace unas semanas Santana hizo público su interés de adquirir el estadio aliancista. Un informe de Diario La República reveló que la iglesia El Aposento Alto, dirigida por Santana, compró los terrenos colindantes al Matute por 600 mil dólares a Julio Saquicuray Pérez de 91 años, el 18 de junio de 2016. La adjudicación de los terrenos, cuya extensión supera los 39 mil metros cuadrados, fue inscrita en la Notaría Beatriz Zevallos a pesar que el DL 19434, promulgado por Velasco evidenciara que dichos predios fueron otorgados al club Alianza Lima.

Todo queda en familia

Santana ha demostrado el mismo modus operandi que las iglesias Agua Viva y Movimiento Misionero Mundial, esta última investigada por Lavado de Activos durante 7 años, las cuales tienen numerosos inmuebles en todo el país y son dirigidas como organizaciones familiares. El Aposento Alto, fundada por Santana, es dirigida por su esposa Sonia Carbajal, mientras que su hija, Kathryn Santana Carbajal, se desempeña como tesorera de la organización. Sus hijos Cohelet, Isaac y Marta Santana, también aparecen como dirigentes según las fichas de Registros Públicos.

Solo este año, Alberto Santana inscribió en la notaría Beatriz Zevallos dos organizaciones religiosas más, la Unión Nacional de Iglesias Redimidas Cristianas Evangélicas y el Ministerio Mundial Asociados, ambas encabezadas por integrantes de su familia.

El pastor evangélico Alberto Santana durante su prédica en la iglesia El Aposento Alto. Imagen: Facebook Iglesia El Aposento Alto.

El 10 de noviembre de 2010, el pastor fundó la Corporación Jedidias, empresa dedicada a la publicación de libros evangélicos escritos por el mismo Santana. Esta empresa sería la principal fuente de ingresos, según declaró a La República, Cohelet Santana, hijo del pastor evangélico. Los Registros Públicos indican que Corporación Jedidias inició con un capital de 31 mil soles, para 2014 el negocio consignó 719 mil soles.

Alberto Santana también tiene interés por incursionar en la enseñanza. EL 11 de junio de 2004 fundó el Consorcio Educativo de la Universidad Internacional Cristiana, al igual que las Escuelas de Liderazgo de Agua Viva y los Colegios ELIM del Movimiento Misionero Mundial.

Aspiraciones Políticas

Algo que destaca entre las principales iglesias evangélicas del Perú es su interés por la política. Santana se suma al grupo de líderes religiosos que apoyaron la candidatura de Keiko Fujimori y que tienen participación activa dentro del Colectivo Con Mis Hijos No Te Metas, que se opone a la igualdad de género.

Alberto Santana en Tumbes promocionando su partido Perú Nación Poderosa por el que pretende postular como candidato presidencial. Imagen: Facebook Perú Nación Poderosa.

La Comunidad Cristiana Agua Viva logró que su líder, Mirta Lazo, fuera congresista durante el período 2006-2011, etapa en la que dicha congregación compró el emblemático Coliseo Amauta por 6 millones de dólares, operación que ahora es investigada por la Policía presunto por Lavado de Activos. El pastor Santana, tiene mayores aspiraciones, pues pretende convertirse en el próximo Presidente del Perú.

La campaña proselitista de Santana ya ha iniciado en diversas regiones del país. Su organización política llamada Perú Nación Poderosa (PNP) lleva como lema “Un presidente con fe, que no conoce imposibles”.

 

Comentarios