Foto: Plaza Tomada

Hace solo unos dos meses, los peruanos nos vimos afectados por la falta de agua en Lima y el norte del país.  Sin embargo, quienes pudieron beneficiarse de esta situación fueran las grandes embotelladoras de agua, cuyos productos se agotaron inmediatamente de los mercados frente a la escasez. Ante esto surge la pregunta ¿cuánto pagan las grandes empresas por el agua que usan para sus productos? ¿De dónde la obtienen?

El congresista Manuel Dammert denunció que las grandes empresas pagan solo S/ 0.14 céntimos a la Autoridad Nacional del Agua (ANA) por cada metro cúbico que extraen del subsuelo, mientras los más pobres pagan hasta S/ 15 a un camión cisterna, lo que representa hasta el 10% de su presupuesto mensual. Es decir hasta 100 veces más.

Además, Sedapal no puede cobrar por el agua subterránea que estas empresas utilizan, pues no existen medidores ni leyes que regulen este recurso hídrico. Según el legislador, Sedapal dejó de percibir  un total de S/ 85 millones entre los años 2000 y 2015 por derecho del uso del agua de parte de estas grandes empresas.

“Entre ellas está la cervecería Backus y Johnston, que saca 12 millones de m3 de agua anuales. Ambev Perú saca 3 millones de m3 de agua, Corporación Lindley saca 2 millones 680 mil m3 de agua. La embotelladora Rivera saca 1 millón 200 mil m3; Ajegroup, saca 599 mil m3. Todos sacan agua subterránea y hay otras más que sacan para actividades industriales”, manifestó el legislador para Ideele Radio el pasado 28 de marzo.

El congresista reveló que con acciones legales estas empresas han conseguido que Sedapal no les pueda cobrar por el consumo de agua subterránea que utilizan.

“Todas las empresas que estas usufructuando con el agua deberían estar reguladas y pagar por la utilización del agua, hay que señalar que Lima tiene un recurso hídrico en el subsuelo que requiere un manejo sostenible que hay que resguardar. Sedapal, por ley, esta encargada de esa política”, acotó.

Es por ello que Manuel Dammert presentó una iniciativa para declarar de interés nacional la sostenibilidad y el mantenimiento ecológico de los acuíferos subterráneos de Lima y Callao, y  que sea Sedapal el encargado de regular este recurso.

Por su parte, el Sindicato Único de Trabajadores del Servicio de Agua y Alcantarillado de Lima (SUTESAL) denunció a finales del año 2015 que el Grupo Gloria tenia en su Planta de Huachipa varios pozos que le sirven para proveerse de agua.  Y pese a a que Sedapal intentó cobrarle por el uso del agua subterránea, la empresa de los Rodríguez Banda llegó hasta el Tribunal Constitucional para impedir el pago.

Según el Sutesal, la empresa Unión de Cervecerías Backus y Jhonston tendría que haber pagado 20 millones de soles; Papelera Atlas 3,7 millones de soles; Trupal (también del Grupo Gloria) 3,7 millones de soles; Lima Airport Partners S.R.L. 4,8 millones y Topy Top S.A. 3,2 millones.

Hoy más que nunca debemos exigir al Estado que se distribuya con criterios de igualdad y sostenibilidad nuestro más valioso recurso, y no solo en Lima, a nivel nacional.

 

Comentarios