Tras nueve meses de una investigación preliminar reservada,el Equipo Especial del Ministerio Público informó que Graña y Montero, JJ Camet e ICCGSA responderán en juicio por pagos ilícitos al ex presidente Alejandro Toledo.

La investigación preparatoria contra las socias peruanas de Odebrecht es por delitos de colusión agravada y lavado de activos. Según la disposición fiscal N° 19, los representantes de las constructoras participaron del pago ilícito de US$ 20 millones que Odebrecht hizo al ex presidente Alejandro Toledo, entre el 2006 y el 2010.

La investigación a estas constructoras comenzó en marzo, luego de que los fiscales recibieron la declaración de Jorge Barata, al acogerse a la colaboración eficaz.

Barata reveló que los directivos de  Graña y Montero, JJ Camet e ICCGSA aceptaron pagar las comisiones ilícitas. Afirmó que explicaron que sus empresas asumirían lo que les correspondía en el pago de las coimas, a través del reparto de utilidades.

Según la Fiscalía, Graña y Montero cedió US$ 6.219.627,15; JJC Camet US$ 5.641.151,70; e ICCGSA US$ 3, 223,026.39 para cumplir con el acuerdo.

Com se recuerda, estas empresas peruanas integraron los consorcios Conirsa e Interoceánica Sur tramo 2 y 3 que, junto a la constructora Odebrecht, se adjudicaron los contratos para la construcción y mantenimiento de la vía Interoceánica.

 

Comentarios