El presidente del Frente Antitaurino, William Soberón, nos explica la posición del antitaurismo frente a cualquier tipo de violencia animal, las secuelas psicológicas que genera en los niños, los avances antitaurinos en Sudamérica y los objetivos políticos del Frente, luego de 19 años de lucha.

Las corridas de toros… ¿cultura o tortura?
Para el Frente Antitaurino la muerte y la tortura no es arte ni cultura. Esa excusa de que es una tradición ya es desfasada, son argumentos coloniales.

¿Pero esto que es ‘cultura’ para algunos, no debiera respetarse?
La cultura es conocimiento, es instrucción, es ciencia. La finalidad de la cultura es elevar al hombre en todos los niveles y que entienda la relación humano-naturaleza y humano-animal.

¿Qué implica el antitaurismo?
Es una actitud de rechazo a la tortura de los animales por diversión. Es oponerse al espectáculo grotesco, sangriento y cruel, que algunas personas siguen llamando cultura o tradición. La tendencia nos demuestra que cada vez son menos, vemos a taurinos convirtiéndose en antitaurinos. Juan Carlos Tafur me confesó, en una entrevista, que fue taurino. Hasta PPK, que era taurino, se ha manifestado en contra de las corridas de toro. Yo tengo fotos de él en la plaza de Acho.

¿Qué dice PPK al respecto?
PPK dijo en una entrevista,  y lo cito textualmente: tenemos que modernizar nuestro país, oponiéndonos al maltrato a los animales, incluyendo varios deportes como las corridas de toro, las peleas de gallo, y muchas otras que son tradiciones del pasado que debemos dejar de lado, por eso, yo apoyo este esfuerzo de proteger a los animales.

Foto: Facebook del Frente Antitaurino del Perú

Foto: Facebook del Frente Antitaurino del Perú

¿Cuál es la situación del antitaurismo en latinoamérica?
En Argentina, por ejemplo, desde 1954 tiene una ley penal que sanciona con cárcel a los que torturan animales. En Chile no hay corridas de toros desde su independencia. En Bolivia igual, Cuba, Nicaragua. En Ecuador se convocó a un referéndum para prohibir las corridas de toros.

Si no hubiera tortura hacia los animales ¿permitirían las corridas de toros?
No. Cuestionamos la violencia, la utilización de animales como objeto de diversión, porque va en contra de la declaración universal de los derechos de los animales del 15 de octubre de 1978 de la ONU y la UNESCO. Eso implica las corridas de toro, las peleas de gallo, jalapatos, yawar fiesta, incluso las carreras de caballos. ¿Cuánto dinero corre ahí? Además es un negocio. Incluso cuestionamos el uso de caballos en la policía montada, a raíz del conflicto de en la Parada.

Pero actualmente todo es negocio, el cine, el teatro, etc.
No está mal que sea un negocio. Lo malo es que el negocio se base en una actividad de sadismo.

¿Psicológicamente cómo afecta la violencia a los animales?
Los estudios de la psicóloga Tatiana Díaz Vasquez demuestran trastornos psicológicos en los niños que asisten a las corridas de toros. Es más, el doctor Nizama Valladolid, del Instituto de Salud Mental de Hideyo Noguchi, dice que se trata de cultura tanática, cultura de muerte. La misma señora Shelah Allison, esposa de Juan Manuel Roca Rey, que es un empresario taurino, me entregó el diagnóstico de su hijo que demuestra que el menor tiene ideas de matar toros y pajaritos. Hay estudios que demuestran que los delincuentes, antes de ser homicidas, han matado animales.

¿Cree que existen presiones políticas y económicas?
Sí, de parte de los lobbys taurinos y las autoridades del Rímac. En el Congreso también, lo que hacen cuando los proyectos de ley para la protección a los animales llegan a las Comisiones de Justicia y Medio ambiente, los mandan directamente a los archivos, sin dejar que se debata en el Pleno.

A cuatro años de que se haya aprobado la ley que prohíbe el ingreso de menores a las corridas de toro ¿cuál es el objetivo legal ahora?
Lo que estamos pidiendo ahora es decisión política para un referéndum, como hicieron en Ecuador, y que la gente decida.

 

*Jalapato: Costumbre andina que consiste en adornar al pato, embriagarlo, hacerlo bailar, colgarlo y jalarle el cuello en plena danza.

*Yawar-fiesta: Espectáculo taurino donde se confronta al toro con el cóndor, que representa a los comuneros frustrados por no poder matar al toro.

Comentarios