La Policía Nacional del Perú (PNP) reveló en conferencia de prensa detalles sobre el crimen de Solsiret Rodríguez, estudiante de Sociología y activista feminista, cuyos restos fueron encontrados luego de 3 años y cinco meses desde su desaparición.

El comandante general José Luis Lavalle indicó que la prueba de luminol no pudo realizarse debidamente porque el inmueble donde estuvo viviendo Solsiret en el momento de su muerte, fue remodelado posteriormente al asesinato. Esto implicaría a la suegra de Solsiret, Yolanda Isabel Castillo García, quien también es madre de dos de los presuntos implicados en el asesinato, Kevin y Brian Villanueva Castillo. Además, uno de los hermanos de Brian y Kevin, Franco Villanueva Castillo también estaría implicado.

Lavalle agregó que tanto Brian Villanueva y las demás personas que vivían en el inmueble están en calidad de «implicados» en el delito contra la administración de justicia por encubrimiento real y serán incorporados en la investigación preparatoria para determinar su grado de participación.

#AlertaRTV | Caso Solsiret Rodríguez: Dirección de Investigación Criminal PNP da detalles del crimen de activista hallada muerta tras estar desaparecida por casi cuatro años.

Posted by Diario La República on Friday, February 21, 2020

Sobre las agresiones que sufrió Solsiret, el general indicó que “las lesiones que se presentan a nivel de la nariz, parte del rostro, señalan de que habría sido agredida contundentemente, con violencia, con mucha fuerza, entonces, de esto se entiende que habría un ataque hacia la víctima”.

El comandante general de la PNP aseguró que la versión de Andrea Aguirre, cuñada de la víctima y pareja de Kevin Villanueva, también sospechosa del asesinato, no coincide con el resultado de la necropsia. Ella indica que salió “en defensa de los niños” y producto de esto, se generó una discusión que terminó en la ‘caída’ de Solsiret. “La victimaria dice que fue producto de una discusión, de un golpe recíproco, de una caída desde el cuarto piso, pero esto no se condice con los resultados de la necropsia”, indicó.

Debido a esto, Lavalle manifestó que se trataría de un homicidio calificado tras las pericias forenses realizadas al cráneo y las lesiones presentadas en el cuerpo. “El móvil sería producto de un conflicto familiar, específicamente, entre ambas mujeres”, determinó.

Tras la confesión de Andrea Aguirre de tener los restos óseos de Solsiret en su vivienda,a la policía halló los fragmentos, además se encontró una cabeza humana que fue sometida a una pericia forense que derivó en la confirmación del cuerpo de Solsiret.

La fiscalía solicitó 9 meses de prisión preventiva contra Andrea Aguirre y Kevin Villanueva por el delito de homicidio calificado hacia Solsiret Rodríguez.