Contraloría Perú también resaltó irregularidades en el proceso de licitación de esta obra, como el sobrecosto económico al incluir el servicio de desarticulación de la estructura colapsada, por S/ 396,600.