El autogolpe de Alberto Fujimori marcó un punto de quiebre en la historia del Perú. Aquí lo recordamos: