Por Juan Zapata

Más de 50 trabajadores de la Asociación de Emolienteros de La Victoria (ASEV) se reunieron en el frontis de la municipalidad para exigirle al alcalde George Forsyth que los deje trabajar.

Ellos protestaron contra el cambio de forma y monto del servicio de ocupar la vía pública que ha ascendido a 25 soles. Además, indicaron que los fiscalizadores les quitan sus carretas por no tener la autorización que ellos han solicitado a la Municipalidad, que les pone trabas para entregárselas.

“Yo soy de la tercera edad, nadie me da. ¿De dónde voy a comer? (…) Algunos están mal, no pueden trabajar. El señor Forsyth en  vez de ayudar a los de la tercera edad, nos va a cortar nuestro trabajo”, cuenta Anita Gutiérrez González.

Foto: Juan Zapata

Los emolienteros están reconocidos por la Ley Nº 30198 que reconoce la preparación y venta de bebidas elaboradas con plantas medicinales en la vía pública. Sin embargo, la gestión de Forsyth los ha dejado a algunos sin trabajo desde enero y a quienes les han quitado su carreta, les piden más de mil soles para recuperarla.

“Es decir, nos dicen “dame el permiso” cuando ellos no dan el permiso. ¿Qué es lo que voy a presentar si no te dan facilidades para sacar la autorización? Y como no tienes, lo que hacen es abusivamente quitarte tus cosas y además se comen tus productos”, indicó Luis Arones.

Foto: Juan Zapata

Los trabajadores de ASEV esperan que Forsyth deje la confrontación y los escuche para poder dialogar y que las familias que dependen del sustento de su trabajo no se vean perjudicadas económicamente.