Juan Carlos Hidalgo Jara laboraba en el área de Archivo de la Corte Superior de Justicia de Lima. Es acusado de haber violado a una trabajadora de limpieza en esta entidad.

Redacción Wayka

El Juzgado Penal de Turno de la Corte Superior de Justicia de Lima (CSJL) abrió proceso penal contra trabajador de esta entidad acusado de violar a una trabajadora de limpieza el sábado 5 de octubre.

Juan Carlos Hidalgo Jara, de 58 años, deberá cumplir 6 meses de prisión preventiva por el delito de violación a la libertad sexual. Ayer martes 8 de octubre, lo trasladaron a la carceleta del Instituto Nacional Penitenciario, hasta que se decida a qué penal irá.

El Ministerio Público había pedido 9 meses de prisión preventiva para el acusado. De acuerdo a la denuncia, Hidalgo Jara interceptó a la víctima de 24 años en el séptimo piso del edificio de la CSJL y la jaló del cuello para llevarla hacia los servicios higiénicos, donde abusó de ella.

El acusado había laborado 10 años en el Poder Judicial. En un vídeo difundido por América Noticias se observa que Juan Carlos Hidalgo buscó justificar el delito de violación sexual diciendo: «Siempre la actitud de ella era, me aceptaba y luego me rechazaba, me aceptaba y me rechazaba».

Respuesta rápida

El mismo día del delito, 5 de octubre, la joven víctima denunció la violación sexual en la comisaría de Cotabambas y el acusado fue intervenido por agentes policiales.

En un comunicado del 7 de octubre, la CSJL informó que ya se había procedido para finalizar el contrato de Hidalgo Jara. No se mencionaba el nombre del agresor.

Corte Superior de Justicia de Lima

Ayer 8 de octubre se llevó a cabo la audiencia para determinar la prisión preventiva. Según informó la CSJL, esta se realizó de forma reservada por la naturaleza del delito.

El Sindicato Unitario de Trabajadores del Poder Judicial (SUTRAPOJ) de Lima criticó que ese comunicado no analice los factores en torno a la agresión. En su pronunciamiento indican:

«Hechos tan graves como los sufridos por la compañera trabajadora de PISERSA (empresa que se encarga del servicio de limpieza en la CSJL) tienen su origen en actos cotidianos como el ‘galanteo’, tocar a las compañeras sin su consentimientos, los piropos, las llamadas, el acoso y también la discriminación, el menosprecio, la idea de superioridad, entre otras prácticas diarias que aparentemente son ‘normales'».

Raúl Milla, dirigente de este sindicato, declaró a medios locales que el delito «es parte de toda una forma de pensar y que pone en riesgo a nuestras compañeras mujeres». Además, precisó que existen otros casos de violencia de género en el Poder Judicial, como magistrados acusados de acoso sexual.

Visits: 6