«Es evidente que hay un lobby de la industria plástica para impedir la aprobación de esta Ley» manifestó el legislador Guido Lombardi.