Ciudadanos de Ecuador lograron con la protesta ser escuchados y hacer retroceder al Gobierno de Lenin Moreno.