Una madre fue a la comisaría a denunciar la desaparición de su hija, sin embargo la policía respondió “que seguro se había fugado por tener la cabeza caliente”.

Este es uno de los miles de casos sin resolver de mujeres desaparecidas que recordamos en el Día de la NO violencia contra la mujer.