Redacción Wayka

La implementación de los nuevos lineamientos para la Educación Sexual Integral (ESI) busca que las instituciones y los programas educativos de educación básica permita la vivencia de la sexualidad de manera segura, responsable y saludable según la etapa de desarrollo y madurez de las y los estudiantes. 

El Ministerio de Educación (MINEDU) aprueba los “Lineamientos de Educación Sexual Integral para la Educación Básica” a través de la resolución viceministerial Nº 169-2021-MINEDU firmada por la viceministra de Gestión Pedagógica, Killa Miranda Troncos.

El documento resalta la necesidad de implementar la Educación Sexual Integral (ESI) por la persistencia de problemas sociales como la violencia sexual; explotación sexual de niñas, niños y adolescentes (ESNNA); el bullyng homofóbico; acoso cibernético entre otros.

Asimismo, las medidas para la ESI en la Educación Básica contribuirán en la prevención de los embarazos adolescentes e infecciones de transmisión sexual incluyendo el VIH/Sida. El MINEDU precisa que la mayoría de estos problemas de salud pública afectan a las mujeres, especialmente a niñas y adolescentes, por las normas culturales que refuerzan las relaciones inequitativas y la violencia.

Según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), el 12,6% de las adolescentes de 15 a 19 años ya estuvo alguna vez embarazada en el Perú en el 2019. La mayoría de estos embarazos están en las áreas rurales de la selva peruana y en condiciones de pobreza.

Asimismo, en lo que va del 2021, se han registrado más de 16 mil quinientos partos de menores de 19 años a nivel nacional, de los cuales 327 fueron niñas menores de 14 años, como indica el Sistema de Registro del Certificado de Nacido Vivo en Línea (CNV) del Ministerio de Salud (MINSA).

La implementación de la ESI tiene como primer objetivo contribuir al bienestar y desarrollo integral de las y los estudiantes a través del establecimiento de relaciones afectivas igualitarias, armoniosas y libres de violencia; así como, el comportamiento ético, el cuidado del otro y el autocuidado, todo esto vinculado a la sexualidad y considerando las particularidades de cada etapa de desarrollo.

Además, los lineamientos plantean fortalecer la convivencia democrática, intercultural, igualitaria e inclusiva entre los estudiantes de educación básica. Así como, la configuración de aulas libres de toda discriminación, exclusión y violencia que pueda afectar el libre desarrollo de la identidad y el ejercicio pleno de la sexualidad prevención de ETS y otros problemas.

Para ello, el gobierno peruano ha priorizado tres estrategias para implementar la Educación Sexual Integral mediante espacios para fortalecer las competencias de los miembros de la comunidad educativa, espacios de participación de las y los estudiantes y espacios de participación de las familias y comunidad.

Para la abogada de IDEHPUCP, Claudia Lovón, uno de los aspectos positivos de los nuevos lineamientos para la ESI es que se reconozca a la educación sexual como un derecho humano y que está basada en obligaciones internacionales de derechos humanos.