El presidente de Chile, Sebastián Piñera, promulgó hoy una ley de identidad de género que permitirá a las personas trans cambiar mediante un simple trámite su nombre y sexo en sus documentos.

“Estamos dando un paso en la dirección de no solamente ir saldando una deuda de una sociedad con demasiados prejuicios, con demasiada discriminación, que es poco humanitaria, que es poco respetuosa”, destacó el mandatario chileno en su mensaje tras el acto público que se realizó en el Palacio La Moneda.

Piñera agregó esta ley permitirá que Chile deje atrás “experiencias dolorosas, discriminatorias”. Señaló que es necesario caminar hacia un cambio socio cultural “que tiene que ser en el alma, en el corazón de todos los chilenos”.

Esta ley tuvo diversos obstáculos de movimientos religiosos y políticos conservadores, sin embargo, Piñera, a pesar de ser un gobierno de centroderecha ha continuado el impulso de la ley que se iniciara con la centroizquierda representada por su antecesora Michelle Bachelet (2014-2018).

Las personas transgéneros podrán acercarse al Registro Civil y solicitar su cambio de nombre y sexo en sus documentos de identidad y aquellos que aún tienen entre 14 y 18 años, deben contar con el permiso de sus padres y podrán ir ante un juez de familia.

En el Perú, en el año 2016 se elaboró un anteproyecto de ley de la Red Trans y recibió el respaldo de congresistas como Indira Huilca y Marisa Glave, y de Alberto de Belaunde. También recibió respaldo de la Defensoría del Pueblo, el Ministerio de Justicia, el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec), y la Universidad Cayetano Heredia.