La exsecretaria nacional de organización de Fuerza Popular, Ana Herz de Vega, coordinó la eliminación de documentos incriminatorios para que no fueran incautados por el fiscal José Domingo Pérez durante la operación policial del 7 de diciembre de 2017, así lo confirmó el abogado Luis Mejía Lecca, extesorero y personero legal de Fuerza Popular.

Según una investigación publicada por Diario La República, Ana Herz, quien también es amiga cercana de Keiko Fujimori, fue la encargada de coordinar la sustracción e incineración del amplio acervo documentario, que se encontraba guardado en el local de campaña, ubicado en Surco, que Keiko Fujimori usó como sede para su candidatura en el 2011. 

Las declacraciones de Mejía, que está preso por haber organizado la compra de falsos aportantes a la campaña de Keiko, señalan que otras tres trabajadoras estuvieron involucradas en la presunta eliminación de pruebas. Se trata de Adriana Tarazona Martínez, Giannina Delgado Rospigliosi y Rocío Pardo-Figueroa Álvarez, las tres, por indicaciones superiores, se llevaron varios documentos para que no fueran incautados por los fiscales.

Giannina Delgado y Rocío Pardo-Figueroa eran quienes manejaban la información contable y los recibos de las supuestas donaciones de dinero que eran entregadas a los abogados de los falsos aportantes para mentir a las autoridades que investigan al partido y a su lideresa.

“El 7 de diciembre de 2017, cuando se realizó el allanamiento del local del partido ubicado en la calle Los Morochucos, en Surco, las señoras Giannina Delgado Rospigliosi y Rocío Pardo-Figueroa (Álvarez) llevaron a sus respectivos domicilios documentos contables en cajas referidas a las campañas de 2011 y 2016 del partido, dado que eran personal de suma confianza de la señora Adriana Tarazona Martínez (extesorera fujimorista)”, declaró Mejía.

Las declaraciones del exdirigente fujimorista fueron el motivo por el cual, el fiscal José Domingo Pérez solicitó la autorización judicial para allanar las viviendas de Delgado y Pardo-Figueroa.

Además, Mejía también confesó que él mismo fue convocado por Ana Herz para destruir los documentos del partido. Según el informe publicado, Herz le pidió a Mejía eliminar los papeles potencialmente comprometedores.

Mejía eliminó estos documentos con la ayuda de dos integrantes más del partido que eran de su confianza, Shirley Montenegro Flores y Melissa Sánchez Bernaola. Las declaraciones de Mejía fueron confirmadas por Melissa Sánchez cuando fue citada por la fiscalía. La incineración de dichos documentos se llevó a cabo el 9 de marzo de 2018.

“Estando en el primer piso (de la casa de Ana Herz) me acerqué a unas gradas que dan al jardín. Lo mismo hizo Shirley (Montenegro). Desde ahí pudimos observar que Luis Mejía y Ana Herz conversaban en una zona donde está ubicado un horno o parrilla empotrada donde había fuego y se notaba que ellos dos estaban quemando algo. No podría precisar concretamente qué es lo que estaban quemando, pero definitivamente no se trataba de alimentos”, relató Sánchez.

Luis Mejía es el primer miembro de la dirigencia de Fuerza Popular que brinda información clave sobre las acciones que el partido de Keiko Fujimori realizó para obstruir el acceso a la justicia.

Visits: 1