El movimiento religioso Sodalicio de Vida Cristiana logró archivar la primera denuncia de la Fiscalía por abusos sexuales gracias a los servicios del Estudio Oré Guardia, el mismo bufete de abogados que defendió a Keiko Fujimori y que hoy es investigado por presuntamente haber adiestrado a falsos aportantes del fujimorismo para que mientan en los interrogatorios.

Por Alvaro Meneses

Por intermedio de su organización no gubernamental dedicada a la recaudación de donaciones, Asociación Promotora de Apostolado, el Sodalicio de Vida Cristiana contrató al Estudio Oré Guardia para archivar la primera investigación que abrió el Ministerio Público contra la organización religiosa por denuncias de presuntos abusos sexuales a menores.

De acuerdo con documentos a los que Wayka tuvo acceso, el propio Estudio Oré Guardia entregó al fiscal José Domingo Pérez, quien está a cargo de los falsos aportes al partido fujimorista, la lista de sus clientes, entre ellos la Asociación Promotora de Apostolado, una ONG que forma parte del Sodalicio.

El gerente de dicho estudio de abogados, Arsenio Oré Guardia, envió la carta luego de que el equipo del fiscal José Domingo Pérez allanó sus oficinas, con la finalidad de que se devuelvan los documentos que no tenían relación con la investigación contra Fuerza Popular por el presunto delito de lavado de activos.

“Esta asociación es cliente del Estudio desde FEB2016 hasta la actualidad, se le viene brindando los servicios de patrocinio legal en la investigación penal seguida en su contra en la 26° Fiscalía Penal de Lima, cuyo trámite no guardan conexión con los hechos que son materia de investigación (falsos aportantes)”, apuntó el titular del estudio, Arsenio Oré Guardia, en el documento enviado el pasado 12 de diciembre de 2018 al fiscal Pérez.

Carta enviada a la Fiscalía, escrita por el mismo Arsenio Oré, donde detalla haber patrocinado a la ONG del Sodalicio, Asociación Promotora de Apostolado.

Según el documento redactado por el mismo Arsenio Oré, su estudio recibió el 12 de octubre de 2016 un total de 69 mil 413 dólares de la Asociación Promotora de Apostolado, por patrocinar al Sodalicio en la investigación penal de la 26° Fiscalía Provincial Penal de Lima.

Como se recuerda, las denuncias por abusos sexuales a menores de edad dentro del Sodalicio se conocieron desde octubre de 2015. Ese mismo mes, la fiscal María Peralta Ramírez, a cargo de la 26° Fiscalía Penal de Lima, abrió una investigación contra el fundador Luis Figari y otros miembros de la organización.

El 17 de  febrero de 2017, el superior del Sodalicio, Alessandro Moroni, entregó al Ministerio Público el reporte de una investigación interna que comprometen a Luis Figari como autor de al menos un abuso sexual en agravio de un adolescente de 15 años y de 6 adultos jóvenes. El documento también vinculaba con hechos similares a otros dirigentes de la organización, como Germán Doig, Virgilio Levaggi y Jeffrey Daniels. Las víctimas serían 19 menores de edad y 17 jóvenes adultos.

La «efectividad» del Estudio Oré

La relación entre el Sodalicio de Vida Cristiana con el Estudio Oré Guardia empezó en febrero de 2016. Wayka pudo conocer que el 12 de octubre de ese año, el Sodalicio pagó a la firma de abogados dos montos de US$34 mil 013 y US$35 mil 400 bajo el concepto de “patrocinio de Sodalicio en la investigación penal seguida ante la 26º fiscalía provincial penal de Lima”.

Detalles de los montos pagados a la abogada Lorena Gamero por el Estudio Oré Guardia.

Tres meses después de los depósitos, el 13 de enero de 2017, en medio de la protesta de los denunciantes, la 26° Fiscalía Provincial Penal archivó la denuncia contra Figari y otros miembros del Sodalicio.

Según la fiscal María Peralta Ramírez, el caso se cerró porque ninguna otra víctima se acercó a denunciar durante la etapa de investigación, y por la prescripción de los supuestos delitos, al tratarse de hechos que ocurrieron hace más de 30 años. Esa decisión le costó a la fiscal una suspensión de 30 días.

Según confirmó José Enrique Escardó, una de las víctimas del Sodalicio, la hermana de la fiscal María Peralta es miembro de los Misioneros Combonianos del Corazón de Jesús (MCCJ), una organización religiosa vinculada con el Sodalicio.

Dos meses después del archivamiento del caso, el Congreso intentó crear una comisión que investigue específicamente los presuntos casos de abuso sexual dentro del Sodalicio, pero la mayoría fujimorista se opuso a esta propuesta.

Coincidentemente, por esa época los letrados Arsenio Oré Guardia y Edward García Navarro (ambos del Estudio Oré Guardia) eran abogados de Keiko Fujimori, hasta el 19 de diciembre de 2017.

El abogado Edward García Navarro, del Estudio Oré Guardia, con su exdefendida Keiko Fujimori/Foto: La República.

Sin embargo, ante la negativa de la mayoría fujimorista -cuyos voceros recomendaban que se investiguen todos los casos de abusos sexuales y no solo los del Sodalicio- se creó la Comisión Investigadora de Abusos Sexuales Contra Menores de Edad en Organizaciones.

“Hace mucho que no tenemos quórum en las sesiones (…) Si no hay quórum, vamos por mal camino”, declararon a Wayka asesores de esa comisión, conformada por Alberto de Belaúnde, Gloria Montenegro, Ana María Choquehuanca, y los fujimoristas Úrsula Letona, Juan Carlos Yuyes y Gilmer Trujillo.

Polémica abogada

Wayka se comunicó con el abogado Arsenio Oré para conocer detalles sobre el asesoramiento legal que dio al Sodalicio, pero el letrado no dijo mucho.

“Hemos patrocinado a dos personas (que no nos han autorizado a brindar mayor información) vinculadas al SVC (Sodalicio) que fueron indebidamente involucradas en la investigación que se tramitó, en un principio, ante la 26° Fiscalía Provincial Penal de Lima”, precisó Oré por escrito a este portal.

Arsenio Oré también fue consultado sobre qué abogado de su estudio estuvo a cargo de la defensa legal del Sodalicio, pero el letrado respondió que no estaba autorizado para dar más precisiones sobre el caso.

Arsenio Oré, gerente del Estudio Oré Guardia/Foto: La República.

Sin embargo, documentos a los que Wayka tuvo acceso revelan que el 1 de marzo de 2018, el Estudio Oré Guardia le pagó 3 mil 500 dólares a la abogada Lorena Mariana Gamero Calero, por el concepto “Asesoría legal penal – Seguimiento de caso Sodalicio”.

La letrada Lorena Gamero, que le presta servicios al Estudio Oré desde abril de 2007, fue mencionada por un colaborador eficaz y un testigo protegido como parte del grupo de abogados reclutados por Edward García Navarro -del Estudio Oré García- para asistir a falsos aportantes de Fuerza Popular para que mientan en sus declaraciones ante la Fiscalía, según las imputaciones del fiscal Pérez.

El falso aportante confeso de Fuerza Popular, Erick Matto Monge, también señaló a Lorena Gamero como la abogada que asesoró a su familia por orden de Jorge Yoshiyama Sasaki.

Coincidentemente, el hermano de Erick Matto Monge, Enrique Matto Monge, declaró inicialmente a la fiscalia que desconocía sobre los 25 mil 389 soles que supuestamente había aportado a la campaña de Keiko Fujimori. Sin embargo, posteriormente admitió sí haber aportado al partido por pedido de su mamá. “Lo que pasa es que mis padres habían aportado por mí (…), imagino que porque no querían que se vea que habían aportado más”, explicó a los medios.

Por este hecho, Gamero fue incluida en la investigación fiscal contra la lideresa fujimorista Keiko Fujimori, por el presunto delito de obstrucción a la justicia. Junto a ella, fueron implicados los abogados del estudio que defendió al Sodalicio, Arsenio Oré Guardia, Edward García Navarro, Luis Lazo Mendoza y Danae Calderón Castro.

Visitas: 14