En un documento emitido el jueves 11 de enero, la Corte Interamericana de Derechos Humanos notificó al ex reo Alberto Fujimori que fue denegada su solicitud para participar de la próxima sesión de supervisión de cumplimiento de las sentencias de los casos La Cantuta y Barrios Altos, que se realizará el próximo 2 de febrero.

El documento explica que ningún representante legal del ex dictador puede participar porque no se encuentra legitimado para intervenir en estos procesos internacionales. Al igual que durante el proceso de fondo, detalla, en esta etapa de supervisión, solo pueden intervenir las víctimas y los representantes del Estado peruano.

“En la etapa de supervisión de cumplimiento de sentencia las partes son las mismas que en la etapa de fondo: el Estado de Perú y las víctimas determinadas en las Sentencias. Es a dicha partes a quienes, de acuerdo con las normas convencionales y reglamentarias, se les debe garantizar el derecho al contradictorio y el derecho de defensa. Por consiguiente, normativamente, usted no se encuentra legitimado para participar en estos procesos internacionales”, precisa.

La Corte IDH recordó que la próxima audiencia no busca determinar responsabilidades penales individuales si no establecer si con el indulto otorgado a Fujimori, el Estado peruano está incumpliendo con su responsabilidad de investigar y juzgar los delitos por los que ya fue sentenciado en los casos Barrios Altos y La Cantuta.

Para explicar esta decisión, el tribunal recordó cuando en 2012 rechazó el pedido del ex general Nicolás Hermoza Ríos de que su defensa legal participara en las audiencias también de los casos La Cantuta y Barrios Altos.

 

 

Comentarios