En el 2020, la deportista de karate Sol Cabrera Aragón denunció a Luis Basualdo Mendoza, presidente de la Federación Deportiva Peruana de Karate (FDPK) por presuntos tocamientos indebidos y fue suspendido temporalmente. Sin embargo, la FDPK ha aceptado el retorno del denunciado

Por Ghiomara Rafaele

Algunas personas inician en el karate para distraerse, otras para aprender a defenderse y algunas por admiración o en búsqueda de disciplina. Sol Cabrera a los 14 años decidió aprender el antiguo arte del karate por admiración a su hermano mayor. No sabía que dos años después de empezar su entrenamiento en el dojo “Bushido” de Quillabamba (Cusco) atravesaría uno de los momentos más dolorosos de su vida. Denunció que fue víctima de tocamientos indebidos por parte de su entrenador Luis Miguel Basualdo Mendoza de 55 años, quien es el actual presidente de la Federación Deportiva Peruana de Karate.  

Sol tenía 16 años cuando empezó a sentirse incómoda debido a actitudes extrañas de su entrenador. Todo inició cuando Luis Basualdo buscaba excusas para frotar sin el consentimiento su pecho y espalda, cuenta la deportista. Estas prácticas -indica- se hacían más continuas mermando su seguridad y confianza. 

Sol Cabrera lleva más de 6 años practicando karate en la ciudad de Quillabamba, Cusco y pertenece a la Federación Deportiva Peruana de Karate.

“Antes todo era normal. Manteníamos un vínculo alumna-entrenador. Pero nos empezó a citar más temprano [a las alumnas del dojo Bushido], a las 5:30 a. m. No quería ir a entrenar porque tenía miedo, buscaba excusas para no asistir. Ya no iban mis compañeras y me quedaba sola con él”, relata Sol.

Denuncia realizada por Sol Cabrera el 4 de noviembre de 2020

En un inicio, Sol pensó estar malinterpretando las acciones de su entrenador. Se repetía una y otra vez que no podía estar atravesando por un caso de acoso sexual y tocamientos porque Luis Basualdo era su entrenador y no creía que él pudiera hacerle daño o quisiera aprovecharse. 

“Qué estás pensando. No está pasando nada, solo te está poniendo una crema en la espalda”, se repetía a sí misma. 

En noviembre del 2020, Sol decidió denunciar ante la Policía de La Convención. Y hace cuatro días, en sus redes sociales, publicó su testimonio y compartió capturas de WhatsApp en donde expresó su malestar al denunciado Luis Basualdo: le pide que la deje de ver como mujer, le expresa su malestar debido a los tocamientos indebidos propiciados por él y las muchas veces que le causó un malestar. 

Capturas de WhatsApp compartidas por Sol Cabrera con el presidente de la FDPK en las que pide que la deja de vulnerar. Fuente: Facebook.

Eso no fue todo. En septiembre del 2018, según narra en su testimonio, el hoy presidente de la FDPK la inmovilizó cuando se encontraban entrenando, se subió encima de ella y rozó su pierna desnuda encima de su alumna. En las capturas de pantalla al WhatsApp, se puede leer que el entrenador Luis Basualdo le pide disculpas por los actos descritos.

A pesar de las pruebas brindadas por Sol, el Segundo Despacho de la Primera Fiscalía Penal Corporativa de La Convención a cargo del fiscal Oscar Benavides Luna archivó su denuncia. El argumento principal del fiscal Benavides Luna es que no existen indicios reveladores de un delito y, por ende, no es justiciable penalmente. 

La Fiscalía añade que para que tales tocamientos sean materia de investigación penal es necesario que se ejecuten “con violencia o grave amenaza”, y en el caso de Sol sostiene que no se observa ninguna alusión a ello. 

La defensa de Sol Cabrera a cargo del abogado Roger Gutiérrez apeló el dictamen emitido por la Fiscalía porque consideró que existen elementos irregulares. Ahora se encuentran a la espera de la decisión de la Fiscalía para que permita el inicio de la investigación preparatoria a fin de hacer valer sus derechos en la sede penal.

«El caso de Sol tiene un agravante debido a que el victimario fue su docente. El último hecho fue en septiembre del 2018. Por lo que debería incrementarse la pena. Sin embargo, uno de los fundamentos del fiscal Oscar Benavides Luna para archivar el caso es que el delito prescribió, pero los parámetros legales fueron cambiados en julio del 2018, por lo que no se habría generado la prescripción», declara Gutiérrez.

Ante la denuncia compartida por Sol Cabrera en redes sociales, la FDPK se pronunció con un comunicado declarando que el entrenador Basualdo Mendoza había pedido licencia desde el inició de las investigaciones en febrero del 2021 y el regreso se debía a que “preferían evitar la acefalía de la institución” y que las investigaciones son materia del Ministerio Público.

Comunicado emitido por la FDPK sobre la denuncia de Sol Cabrera. Fuente: Facebook.