Edgar Alarcón ocupó el cargo de Contralor General hasta el 2017, fecha en que fue removido por una subcomisión del Congreso, al encontrarse presuntas irregularidades cometidas en la Contraloría durante su gestión. Actualmente, el exfuncionario público postula a las elecciones de 2020 por el partido Unión por el Perú (UPP), encabezando su lista con el número 1 por Arequipa, organización donde también participa Antauro Humala.

Sin embargo, el excontralor tiene investigaciones en su contra. Cuatro de esos casos están siendo investigados por el Área de Enriquecimiento Ilícito, que están bajo la dependencia de la fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos. Dos de estos casos son los presuntos delitos de enriquecimiento ilícito, otro por peculado y una investigación por omisión de funciones.

Existen otros dos procesos más, uno que le sigue el fiscal anticorrupción Reynaldo Abia por delegación de la fiscal de la Nación, quien formalizó investigación preparatoria en su contra por enriquecimiento ilícito.

Entre las imputaciones están el haber autorizado pagos supuestamente irregulares a favor de exfuncionarios de la Contraloría, y de haber recibido presuntamente S/ 30 mil del exalcalde de Chiclayo, David Cornejo Chinguel, para que anule el congelamiento de cuentas bancarias de la municipalidad.

Recientemente, acaba de formularse una denuncia constitucional en su contra, y la de otros dos excongresistas; Velasquez Quesquén y Marvin Palma por un mismo caso. La denuncia fue interpuesta por la fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos.

De confirmarse válida su candidatura por el JNE -ya que la semana próxima esta entidad emitirá opinión sobre quiénes podrán postular al Congreso en el 2020- Alarcón tendría posibilidades de verse favorecido con la inmunidad parlamentaria de salir electo.

Visitas: 205