Por ´Álvaro Meneses

La espera por justicia continúa. Los abogados del expresidente Alberto Fujimori y de los exministros Marino Costa Bauer y Alejandro Aguinaga, principales denunciados del juicio sobre las esterilizaciones forzadas ejercidas durante los noventa, lograron frustrar la audiencia tras expresar reiteradas veces su supuesta “preocupación” por la falta de intérpretes para la mayoría de las víctimas que eran mujeres quechuahablantes.

En la audiencia de este lunes 11 de enero, el Juzgado Penal Supraprovincial, a cargo del magistrado Rafael Martínez, debió recibir la sustentación de cargos expuesta por el fiscal Pablo Espinoza, en el juicio contra Alberto Fujimori y sus exministros de Salud Alejandro Aguinaga, Marino Costa Bauer y Eduardo Yong Motta por las esterilizaciones forzadas aplicadas en más de mil 300 mujeres sin su consentimiento y dejándoles graves secuelas. En total, 2 mil 575 víctimas están a la espera de denunciar sus casos ante el Poder Judicial.

Pese a tratarse de un juicio por delitos de lesa humanidad, la defensa legal de los denunciados encontró la forma de interrumpir la audiencia y dilatarla. César Nakazaki, abogado de Alberto Fujimori, dijo que “en el caso de las víctimas que se apersonaron, ellas tienen un derecho a entender todo lo que se desarrolla en la audiencia, y ese derecho se garantiza a través de un traductor”.

El cuestionamiento de Nakazaki por la ausencia de intérpretes del quechua tuvo el eco de los abogados de Alejandro Aguinaga y Marino Costa, los letrados Raúl Pariona Arana (exabogado de Susana Villarán y el Partido Nacionalista) y Humberto Abanto (defensor de Fuerza Popular y el APRA) respectivamente. El fiscal Pablo Espinoza también se adhirió a la observación. “Es algo que también le preocupa a este despacho fiscal a efectos de evitar futuras nulidades”, sostuvo el representante del Ministerio Público.

A falta de intérpretes para las mujeres quechuahablantes que forman parte de la larga lista de víctimas de las esterilizaciones forzadas, el juez Rafael Martínez decidió suspender el juicio. Para Milton Campos, uno de los abogados de Demus que defiende a las v´´íctimas, se trató de una negligencia judicial. «El juez tiene el expediente hace 2 años. En todo ese tiempo, el juez sabía que hay víctimas de distinto idioma en este proceso. Si es así, por supuesto que el Poder Judicial debió adoptar todas las medidas para contar con traductores de quechua», dijo a Wayka.pe.

Fujimori ausente y «descompensado»

El expresidente Alberto Fujimori volvió a descompensarse el mismo día de la audiencia del juicio por las esterilizaciones forzadas. Según información de la jefatura de Seguridad del Penal de Barbadillo, Fujimori se encontraba con baja saturación, en descompensación y evaluado por las enfermeras.

A la par, su abogado, César Nakazaki, apeló a las normas del Tratado de Extradición Perú – Chile y al nuevo Código Procesal Penal que le permitiría al expresidente ausentarse de las audiencias judiciales. «Fujimori no tiene la obligación legal de concurrir porque se encuentra protegido por la norma 8 del tratado de extradición (…) si se presenta voluntariamente a este caso expresaría su renuncia a esta protección», explicó Nakazaki.