Diez fujimoristas y un aprista votaron a favor de modificar la Ley de Alimentación Saludable, eliminando el requisito de las advertencias octogonales en los productos alimenticios.

Los mensajes de ‘Alto en azúcar’, ‘Alto en sodio’, o ‘Alto en grasas saturadas’ dejarán de aparecer en los envases y envolturas de los alimentos por voluntad de los congresistas que votaron a favor en la Comisión Permanente.

Por el lado de Fuerza Popular, los parlamentarios que desbarataron la Ley de Alimentación Saludable a través de sus votos son Mario Mantilla, Percy Alcalá, rolando Reátegui, Daniel Salaverry, Tamar Arimborgo, Freddy Takayama, Guillermo Martorell, Miguel Torres y Paloma Noceda.  Además, el aprista Velásquez también votó para que la ley sea menor rigurosa con sus estándares.

Del otro lado, los congresistas que se resistieron a la modificación de la ley fueron Marisa Glave y Alberto Quintanilla del Nuevo Perú; Gloria Montenegro, Marisol Espinoza y Richard Acuña de Alianza Para el Progreso; Marco Arana y María Elena Foronda del Frente Amplio; y Salvador Heresi de Peruanos por el Kambio.

“Se está permitiendo que se demore 3 años más en volver a reglamentarse. Ya no importa si es o no claro, vamos a comer comida chatarra durante tres años más sin la etiqueta necesaria para saber si vale la pena comerla o no”, manifestó la congresista Marisa Glave para un diario local.

No solo eso. Para el exministro de Salud, Óscar Ugarte, no solo aumentaría el consumo de comida chatarra en el país, sino también el número de pacientes con enfermedades cardiovasculares. “Ojalá el Ejecutivo la observe porque los octágonos tienen la gran ventaja de ser un orientador para la opinión pública”, sostuvo Ugarte.