Ante un vocal supremo y una fiscal, Higuchi negó que su familia pagó los estudios universitarios de sus 4 hijos, tal como lo afirmó la candidata presidencial de Fuerza Popular. Demostró que Alberto Fujimori solo ganaba S/ 502 mensuales. Su declaración guarda sentido con lo que afirmó Montesinos: fue dinero del Estado.

Por Nicol León

¿Cómo se pagaron los estudios de Keiko y sus hermanos? La candidata ha segurado que contó con el apoyo económico de la familia de su madre. También dijo que su padre pidió prestado $ 150 mil a su hermana Rosa Fujimori de Aritomi y usó $ 169 mil que obtuvo por la venta de una casa en Pasaje Pinerolo, en Monterrico. Pero… Wayka accedió a las entrevistas que ambas autoridades realizaron a la madre de los Fujimori en 2001 y 2003. Sus declaraciones guardan sentido con lo que Vladimiro Montesinos explicó en 2001 ante la Comisión de Investigación del Congreso: «El pago de los hijos se hizo con dinero en efectivo que yo le entregaba a él (Alberto Fujimori)».

Era 2001. La caída de la dictadura de Alberto Fujimori había destapado una olla a presión que puso al descubierto a los principales beneficiarios de la corrupción cometida durante su régimen. Uno de esos personajes fue Keiko Fujimori. La comisión del Congreso presidida por David Waisman la citó para que expliqué el origen del dinero que usó para pagar sus estudios en la Universidad de Long Island, la Universidad de Boston, y los de sus hermanos en las universidades de Kansas, Boston y Columbia, además de estadía, alimentación y los 164 viajes que realizaron a distintas partes del mundo.

“El día de ayer conversé con mi madre (Susana Higuchi) y ella me ha dicho que tenían (Susana Higuchi y Alberto Fujimori) ingresos por más de 400 mil dólares (…). En el año 1990 mis padres llegaron con ingresos superiores a los 400 mil dólares, fruto de la construcción de más de 30 viviendas”, respondió en el Congreso de la República.

Sin embargo, ante un vocal supremo y una fiscal, Higuchi negó todo lo afirmado por su hija Keiko.

HIGUCHI NO DIO NI UN SOL

En abril de 2001, la fiscal provincial Luz del Carmen Ibáñez entrevistó a Susana Higuchi como parte de la investigación que seguía contra el dictador.

Cuando le preguntaron si conocía el costo de los estudios de sus hijos, respondió que no y que ni ella ni sus padres dieron dinero para cubrir esos gastos y los viajes que realizaron.

«Pero sí debe de aclarar que presume que el investigado (Alberto Fujimori) ha pagado y paga tales estudios», contestó.

Luego, le consultaron cuáles eran los ingresos de Alberto Fujimori y probó con una boleta de pago que este ganaba S/ 502 en 1993. Años después, el mismo Fujimori aseguró que obtenía S/ 2 000 por la presidencia y su pensión como profesor universitario.

«A fines de octubre de 1993, la declarante solicitó 500 dólares a Alberto Fujimori para pagar un tratamiento médico dental, que a ello Fujimori le contestó: “tú no dices que no te gusta el dinero sucio?”, respondiéndole la testigo “entonces tú eres consciente que tienes dinero mal habido”, no respondiéndole en ese momento nada Fujimori, que luego Fujimori le mostró su boleta de sueldo como presidente que ascendía a quinientos soles con veinte centavos, entregándole a la declarante dicha boleta en original, la cual la conserva en su poder, entregando copia a la Fiscalía», se lee en su declaración ante la fiscal Ibañez.

En mayo de 2003, el vocal supremo José Lecaros le consultó si Alberto Fujimori era propietario del inmueble de Pasaje Pinerolo, pues, supuestamente con la venta de esta casa obtuvo el dinero para pagar los estudios de sus hijos, a lo que Higuchi respondió:

«Fue propietario exclusivo de una casa habitación ubicada en pasaje Pinerolo 181 en Monterrico Chico de 2575 metros cuadrados de terreno y algo más de 300 metros cuadrados de área construida. No obstante que en el autovaluo constaba ciento ocho metros de construcción, que como ingeniera puede señalar que el valor del terreno era más o menos dos millones de dólares aproximadamente, que se ha enterado por la prensa que Fujimori vendió ese inmueble, ignorando quién lo ocupa en la actualidad», dijo.

Sobre este hecho, Montesinos respondió en 2002 ante una comisión investigadora del Congreso de la República que el dinero provenía del Estado, que Alberto Fujimori fingió haber realizado la venta para justificar la obtención de la plata. Para ello, contó con el apoyo de su ministro de Educación, Domingo Palermo, quien le presentó a unos compradores de la vivienda dispuestos a mentir.

«Yo le entregué ese dinero a él y él le entregó a Palermo y después hicieron como que le pagaban por la venta de su casa y se hizo una transferencia del inmueble, pero se elaboró un contradocumento que Fujimori seguía siendo el dueño real de ese dinero. Entonces, con eso él (Fujimori) después ha dicho: ‘Bueno, mis hijos estuvieron en el extranjero, yo he gastado tanto, pero acá tenía yo un dinero que justificaba (el financiamiento de los estudios)'», reveló.

El vocal supremo consultó a Susana Higuchi si se ratificaba sobre lo que narró a la fiscal Ibañez el año anterior.

«Sí, se ratifica en esa declaración ya que en ella manifestó lo mismo que refiere en esta diligencia», concluye el documento.

HABRÍA USADO DINERO DEL ESTADO

En 2010, la fiscal Echaíz abrió investigación contra Keiko y sus hermanos para determinar el origen del dinero que usaron para estudiar y radicar en los Estados Unidos.

Tras observar los informes periciales de los ingresos bancarios de Alberto Fujimori y los gastos por estudios de Keiko, Sachi, Hiro y Kenji Fujimori, concluyó que el dictador no tenía el dinero suficiente para cubrir las pensiones de las universidades de sus hijos.

No obstante, el delito por el que se le acusaba había prescrito en 2007, por lo que la fiscal concluyó no continuar con la indagación.