Finalmente, hoy se lleva a cabo el interrogatorio al expresidente de la constructora OAS. Se espera que Leo Pinheiro brinde información útil para investigaciones sobre presuntos pagos de sobornos y financiamiento de campaña durante gestiones de Susana Villarán y Luis Castañeda.

Redacción Wayka

La declaración de Leo Pinheiro, expresidente de la constructora brasileña OAS se realiza este viernes, luego de haber sido suspendida por tres días consecutivos.

Los fiscales Germán Juárez y Carlos Puma, del equipo especial Lava Jato, conducirán el interrogatorio en la sede de la Policía Federal en Curitiba.

De acuerdo al abogado de Pinheiro, Fernando Silva, el motivo de la demora fue la homologación del acuerdo de colaboración eficaz de su representado, a cargo de la Procuraduría General de Justicia de Brasil.

Hoy, la Fiscalía de Brasil dio su autorización para que Leo Pinheiro declare ante . La noticia fue confirmada por los abogados de Leo Pinheiro.

Cabe recordar que este interrogatorio estaba programado inicialmente para el lunes 22 de abril pero se pospuso debido a que se retrasó el vuelo de Silva, su abogado.

El martes, la diligencia no se llevó a cabo por la falta de un documento. El miércoles la audiencia se suspendió por la ausencia de los abogados de Pinheiro, y el jueves se continuó esperando a que se apruebe la homologación.

Lo que se espera de su declaración

En el marco del acuerdo de colaboración eficaz con el Ministerio Público firmado por Pinheiro el 12 de marzo, el brasileño ofreció presentar información sobre pagos de sobornos, reuniones con políticos y financiamiento de campañas en Perú.

La actual administración de la constructora OAS también ha solicitado acogerse a la colaboración, al igual que otros exdirectivos.

Se espera que la información que entregue Leo Pinheiro genere un avance en las investigaciones del Ministerio Público sobre un presunto acuerdo ilegal durante la gestión de Luis Castañeda Lossio, que benefició a OAS con la concesión del proyecto Línea Amarilla, que contemplaba una inversión inicial de 500 millones de dólares.

En ese caso está involucrada también la abogada Gissele Zegarra, quien habría coordinado con Pinheiro la cancelación del proyecto Río Verde para dirigir ese presupuesto a la construcción del by-pass de 28 de julio.

Por otro lado, está en investigación el financiamiento a la campaña por la No revocatoria de la exalcaldesa Susana Villarán, mientras que Jorge Barata confirmó el jueves que Odebrecht sí aportó a su campaña. Por otro lado, durante la gestión de Villarán, se firmó una adenda al contrato de la Línea Amarilla que incrementó el monto de ejecución de la obra a 700 millones de dólares.

Pero no son los únicos casos en los que se cuestiona la participación de la empresa OAS. También se investiga una serie de irregularidades en la construcción del hospital Antonio Lorena en Cusco y el Centro de Convenciones de Lima. Estos proyectos se llevaron a cabo en el gobierno de Ollanta Humala.

Visitas: 2