La Contraloría General de la República detectó un perjuicio económico de S/1 115 millones en la refinería de Talara en Piura, a cargo de PetroPerú, por la demora de la contratación de Unidades Auxiliares para el Proyecto de Modernización de la Refinería de Talara (PMRT). El informe de la máxima entidad de control del Estado determinó que al menos 44 funcionarios y exfuncionarios de PetroPerú tienen responsabilidad administrativa.  

Entre los involucrados figuran los expresidentes de los años 2013 y 2018, la Gerencia General, Gerencia Corporativa de Finanzas, Gerencia del Departamento Legal, Gerente de Refinación, Gerente Corporativo de Administración y Mejoramiento, Gerente del Proyecto de Modernización de la Refinería de Talara, entre otros.

De acuerdo a la auditoría realizada, las gestiones tardías continuarán generando pérdidas hasta que se culmine con el proyecto. Hasta el momento, la implementación de la remodelación tiene más de tres años de retraso y ha causado un perjuicio total de US $269.1 millones y S/ 25.9  millones, que equivalen a S/1 115 millones, hasta el 31 de diciembre de 2020, por pagos a proveedores y contratistas de servicios.

Inicialmente, el proyecto inició con un presupuesto de US $1300 millones; sin embargo, en octubre del año pasado, incrementó sus gastos hasta US $5000 millones. Es decir, la inversión del proyecto de Perú aumentó en 400%. Ante los hallazgos, la Contraloría ha recomendado trasladar el caso a la Procuraduría Pública para iniciar acciones legales contra los involucrados.