El coronel del Ejército peruano Edgar Hernando Acevedo López fue sentenciado a 20 años de prisión por la Cuarta Sala Penal Nacional, al encontrarlo responsable de la ejecución extrajudicial de 17 campesinos de tres comunidades de la provincia de Víctor Fajardo, Ayacucho, ocurrida en abril de 1983, según informó la Comisión de Derechos Humanos (Comisedh).

Este caso se ha conocido como el Caso Llusita. Los familiares de las víctimas de este caso tuvieron que esperar 37 años para encontrar justicia.

La juez Miluska Cano tomó en cuenta diversos testimonios, como el de Feliciana Quispe Huamaní, comunera de Llusita (distrito de Huancaraylla, provincia de Víctor Fajardo), en el que narró terribles hechos de violencia ocurridos cuando el coronel Edgar Acevedo López, se desempeñó como jefe de la Base Contrasubversiva de Huancapi.

Fuente: LUM

Otro testimonio clave fue el de Onofrio Oré Janampa, quien en 1983 era alcalde de Huancaraylla y fue testigo presencial de la violencia ejercita por militares que incluyó la ejecución y entierro clandestino de las víctimas durante el conflicto armado interno.

Los testigos no presenciales han coincidido en describir el contexto y circunstancias de los sucesos juzgados. Dos de las testigos denunciaron, además, haber sido objeto de violaciones sexuales por soldados, en dependencias militares.

El tribunal también dispuso que se brinde atención psicosocial a todos los testigos, oficiando a la Dirección Regional de Salud de Ayacucho.