El fiscal José Domingo Pérez ha abierto una investigación preliminar por lavado de activos a Roxanne Cheesman Rajkovic, la última pareja de Alan García, quien habría participado en el blanqueo de dinero que Odebrecht entregó al expresidente en loncheras.

Luis Nava Guibert confesó cómo García se gastaba el dinero que Odebrecht le entregaba. Entre las cosas que contó, está la vez que García le comentó sobre la propiedad que compró a nombre de Roxanne Cheesman Rajkovic. 

“La propiedad se encuentra ubicada en la playa del balneario de “Los Cocos”, en Asia. Tengo conocimiento sobre la propiedad antes mencionada porque era amigo de García Pérez y Roxanne Cheesman. En un determinado año que no puedo precisar, Alan garcía comentó a mi hijo José Antonio que iba a modificar su casa, demoliendo o tumbando la construcción y construir un sótano”, confesó Luis Nava.

La confesión de Nava ha sido corroborada por la fiscalía. Cheesman tiene a su nombre una casa de playa en el balneario “Los Cocos”, en el kilómetro 98.5 de la Panamericana Sur. Tras hacerse pública la confesión de Nava, la pareja de García negó todo a través de un comunicado justificando la adquisición de la casa con dinero que recibió por la venta de otros dos inmuebles.

Estrategia de blanqueo

Para el fiscal Pérez, esta estrategia de venta forma parte del blanqueo de dinero que Alan García recibió de Odebrecht. Y así lo apunta en su informe.

Sobre Cheesman, el fiscal dice “(Alan García) en el año 2008 compró una vivienda ubicada en la Mz C Lt 3 de la Asociación Club Los Cocos (…) empero a nombre de Roxanne Elizabeth Cheesman Rajkovic, con la finalidad de dificultar el origen ilícito de los activos”. 

La fiscalía también tiene en la mira las obras de remodelación que se hicieron con las propiedades y que fueron pagadas en efectivo para no dejar rastro. De esta forma, se solicitará un informe a la Unidad de Inteligencia Financiera para escudriñar los movimientos financieros de Cheesman dentro y fuera del Perú. La investigación alcanzará a su entorno.

Allanamiento. Foto: El Comercio

“Se tiene que la persona Roxanne Elizabeth Cheesman Rajkovic habría tenido participación en la perpetración del delito de lavado de activos, en la modalidad de actos de conversión, toda vez que coadyuvó o cooperó con su conducta sin la cual no habría sido posible convertir el activo ilícito (…) por lo cual resulta necesario abrir investigación en su contra y los que resulten responsables”, dice el informe de la fiscalía.

El suicidio de Alan García para evitar la justicia no necesariamente supone que su entorno corra con la misma suerte. La fiscalía los está acorralando.

Visitas: 733