Redacción Wayka

El vehículo policial que se encontraba estacionada a dos cuadras de la casa del expresidente Alan García, ha sido acondicionada para labores de inteligencia en zonas donde se pueden registrar posibles protestas y violencia, aseguraron los oficiales de la Dirección de Inteligencia de la Policía Nacional (Dirin).

Muy al contrario de lo que Alan García y los congresistas del APRA dijeron, la camioneta Nissan de placa EPC-2018, era parte de un plan de operaciones destinado a prevenir las manifestaciones de protesta contra el expresidente. Sin embargo el congresista Mulder insistió en el espionaje a García y aseguró que planteará la formación de una comisión investigadora para deslindar responsabilidades.

“Es una camioneta con un sistema adaptado que registra y transmite imágenes de interés policial en directo y en tiempo real. Vale decir que estos vehículos están en un área de conflictividad social, donde se generan accidentes y todo tipo de violencia», indicó el capitán Saravia.

Según la DIRIN, el vehículo modificado cuenta con una mesa de trabajo, antenas de transmisión de audio y video. Los efectivos policiales a cargo de la camioneta monitorean en tiempo real al centro de operaciones a cargo del Comando Policial. En casos extremos, utilizan los drones.

El capitán Saravia negó que el vehículo tenga la capacidad de realizar interceptaciones telefónicas  y que la camioneta fue usada para la llegada del Papa y para establecer estrategias multisectoriales. También fue usado en el clásico del fútbol peruano entre Alianza y Universitario.