Redacción Wayka

La presencia de las iglesias evangélicas ha tomado fuerza en Latinoamérica y el Caribe durante los últimos años. Junto a su expansión demográfica, su articulación e incidencia en contra de las políticas públicas de igualdad de género, así como su crecimiento económico parecen ser factores en común que las unen. Esta última característica ha llamado en reiteradas ocasiones la atención de las autoridades de diversos países por la dudosa procedencia de sus capitales.

Perú no ha sido ajeno a este boom evangélico. El año pasado, Wayka reveló los millonarios capitales de dos iglesias líderes del colectivo Con Mis Hijos No Te Metas: la Comunidad Cristiana Agua Viva y el Movimiento Misionero Mundial.  

La serie #NegociosDeFe de Wayka, reveló cómo la iglesia Agua Viva, compró, por 6 millones de dólares, el emblemático coliseo Amauta y luego vendió y alquiló la propiedad por miles de dólares más a organizaciones allegadas a la misma congregación, razones que motivaron a la Policía a iniciar una investigación por lavado de activos. De la misma forma, Wayka dio a conocer que el Movimiento Misionero Mundial, dirigido por el pastor Rodolfo Gonzales, fue investigado durante 7 años por el mismo delito y que su expediente fue archivado a pesar de las reiteradas apelaciones del Ministerio Público.

Casos similares han ocurrido en otros países de la región. A continuación, compartimos los hallazgos de la investigación ‘Los magnates de Dios’, realizada por Univisión, que sacan a la luz los millonarios movimientos monetarios y propiedades que administran 3 de las iglesias evangélicas más poderosas de Guatemala, Colombia y Costa Rica.

El ‘Cash’ de Dios

El pastor Carlos ‘Cash’ Luna no es un personaje desconocido para la comunidad evangélica peruana. Ha venido en reiteradas ocasiones a Perú para participar en ceremonias realizadas por la iglesia Agua Viva.

Procedente de Guatemala, el líder religioso de 56 años es pastor de La Casa de Dios que congrega un aproximado de 12 mil feligreses. Esta casa, con forma de paloma del espíritu santo, es uno de los templos evangélicos más grandes de América Latina, cuyos cimientos han sido edificados gracias a los diezmos de sus fieles que lograron aportar en total 45 millones de dólares para edificarla, según el propio ‘Cash’ Luna.

¿Es posible que la iglesia más grande de la región se mantenga solo a base de diezmos? La investigación de Univisión revela que La Casa de Dios se sostuvo por mucho tiempo con dinero procedente, no solo de la fe, sino también de la conocida narcotraficante apodada ‘La Reina del Sur’.

Según testimonios obtenidos por el mencionado medio, Marllory Chacón, ‘La Reina del Sur’, condenada en Estados Unidos a 12 años de prisión por narcotráfico, entregaba importantes cantidades de dinero al pastor.

El piloto colombiano Jorge Mauricio Herrera fue un infiltrado en la organización de Chacón, enviado por la Agencia de Lucha contra las Drogas DEA, y contó a Univisión que ‘Cash’ Luna era una persona cercana a la narcotraficante con quien sostuvo reiterados encuentros para coordinar transacciones monetarias.

“Básicamente estaban hablando de entregas de dinero porque el pastor ‘Cash’ Luna decía que necesitaban ya empezar a construir y avanzar porque la obra (La Casa de Dios) estaba en bases”, señala Herrera en el reportaje. Además, agrega que el pastor “era la mano derecha de Marllory [… ] él era el consejero”.

Herrera aclaró que, si bien Luna no se inmiscuía en cuestiones de narcotráfico, sí sabía en qué negocio estaba su amiga Chacón y recibía dinero de ella. Según el archivo de la ‘Reina del Sur’, ella declaró haber lavado más de 200 millones de dólares en carteles de droga.

Avión privado del pastor guatemalteco Carlos ‘Cash’ Luna. Imagen: Univisión

Otra de las fuentes conseguidas por Univisión asegura haber llevado dinero a la casa de Luna por órdenes de la misma Chacón. “Fue como medio costal”, precisó la fuente al explicar que se trataba de unas bolsas de fieltro que contenía dólares y las entregó en un lugar que era conocido como la “Casa de los Caballos”.

La familiaridad que compartían el pastor evangélico y Marllory Chacón era tanta cercana, que incluso compartían la misma entrada a sus casa en la ciudad de Guatemala. Ambas residencias se encuentran en un terreno al sur de la ciudad y se encuentran rodeadas por un muro.

Además de esta cuestionable amistad, la fortuna de ‘Cash’ Luna también ha sido criticada. El pastor realiza sus viajes en un avión privado Cessna Citation que fue adquirido el 2014 por Glory Wings 3, sociedad registrada en Delaware, el “paraíso del anonimato corporativo en Estados Unidos”, según indica Univisión.

En una entrevista con la cadena BBC, Luna dijo que el avión es propiedad de la iglesia. Univisión precisa que una persona familiarizada con la transacción acotó que la aeronave fue comprada en 2 millones de dólares y que Luna le hizo algunas mejoras por unos 250 mil dólares.

El milagro colombiano

María Luisa Piraquive es una líder evangélica colombiana de 69 años, pastora de la Iglesia de Dios Ministerial de Jesucristo Internacional (IDMJI), investigada por lavado de activos y enriquecimiento ilícito.

Su iglesia cuenta con sedes en cinco continentes y con 25 sucursales en Estados Unidos; además de un megatemplo en Atlanta y Bogotá. También, cuenta con congregaciones en Nueva Zelanda, Rumania y Emiratos Árabes.

Piraquive, quien en la actualidad reside en Estados Unidos, ha sido denunciada en numerosas ocasiones por desertores de su congregación. Entre los cargos que se le imputan, están los de fraude, abuso y actos discriminatorios.

Junto a ella, sus hijos Perla, Iván, Darío, Carlos Eduardo, Alexandra y César Moreno Piraquive, están investigados por los mismo cargos. El proceso a la familia y la iglesia lleva hasta el momento 8 años en curso.

Un exintegrante de la iglesia declaró a Univisión que Iván Darío Moreno, hijo de la pastora, la denunció en 2006 ante el FBI pues tenía pruebas de las actividades ilícitas de su mamá y de la iglesia. En una entrevista a un medio colombiano, Iván Darío declaró que IDMJI desviaba enormes cantidades de dinero hacia cuentas personales.

Sin embargo, ocho años después, Darío se retractó de sus declaraciones.  Al respecto, Univisión reveló que la líder evangélica otorgó a su hijo un departamento de 310 mil dólares en la ciudad de Fort Lauderdale, EEUU, a cambio de que suspendiera los ataques contra ella y su iglesia.

Llama la atención que la compra del departamento se produjera pocos meses después de la reconciliación pública entre Darío y su madre. “Yo lo único que quería es tener como paz, tener armonía y fue cuando en junio de 2007 yo me reconcilié con mi mamá”, declaró ante un medio colombiano.

Pero esta no ha sido la única denuncia contra la líder evangélica y su iglesia. Los cuestionamientos más frecuentes son por enriquecimiento ilícito y el manejo “poco ortodoxo de los dineros que recibe de sus devotos”, como señala Univisión.

A los diez años de asumir el liderazgo de la iglesia, en 1999, Piraquive logró incrementar sus riquezas personales. Compró una casa en Florida por 1.8 millones de dólares y otra en Weston por el valor de 402 mil dólares.

Casa comprada por la pastora Piraquive. Imagen: Univisión

Sus hijos también han sido beneficiados con el crecimiento económico de su madre. Su hija Alexandra Moreno posee una propiedad valorizada en 1.3 millones de dólares y su otra hija una residencia de 1.6 millones de dólares.

Univisión logró obtener la declaración de Doris Bohórquez, excoordinadora de la Fundación María de Moreno Internacional de la pastora evangélica. Bohórquez señala que renunció a la organización en 2014 porque no estaba de acuerdo con el manejo del dinero.

La extrabajadora señala que no había una división clara entre el dinero de la fundación y la contabilidad de una organización de la iglesia llamada Mira US. Esta segunda organización tenía el mismo nombre que el partido político fundado por Piraquive en Colombia en el 2000 y que este año obtuvo cuatro escaños en el Congreso colombiano.

Según su testimonio, la tesorera del partido político también administraba el dinero de la iglesia y logró comprar una casa de aproximadamente 700 mil dólares en New Jersey. Además, declaró que el hijo de la pastora Darío Moreno, cobraba 30 mil dólares anuales de la organización sin realizar ningún trabajo.

Finalmente, Bohórquez reveló que a pesar de que la ley ordena que el dinero debe ser contabilizado por contadores independientes, los pastores se lo llevaban para sus casas.

Feligreses: mano de obra gratuita

Costa Rica también cuenta con un criticado pastor. Andy Zamora, líder de la Obra de Orange, cuenta con filiales en México, Nicaragua, El Salvador, Colombia y Estados Unidos.

Fue su propia hija, Hannia Gastelum, quien en 2015, difundió por internet, videos que mostraban la explotación que sufrían los voluntarios de la iglesia. “Esclavizan a la gente desde las 6:45 de la tarde hasta la una, dos o tres de la mañana. Ellos ponen gente profesional que vienen con el amor de buscar a Dios a limpiar toilets”, dijo Hannia. “No necesitamos gente aquí inteligente que cuestione nada. Necesitamos brutos que no cuestionen, todo es por misterio y todo es por fe”, agregó al referirse a la filosofía que profesaban en la congregación.

Empleados cercanos a la Obra de Orange, contaron a Univisión que las ofrenda recolectadas cada domingo oscilan entre los 15 mil y 20 mil dólares. Estas ofrendas son contabilizadas por personas voluntarias de la iglesia como comprobó la investigación hecha por el mencionado medio.

Voluntaria de la Obra de Orange del pastor Andy Zamora, contabilizando los diezmos.

Una exvoluntaria declaró que la iglesia suele ganar unos 120 mil dólares por cada retiro espiritual que realizan. “Te echan maldiciones como para que sueltes el dinerito. Hay gente que les da todo su cheque de los taxes”, enfatizó.

Según Hannia, la hija de Zamora, los feligreses de la iglesia están entrenados para pedir ofrendas. “Es una cuestión en la cual primero seducen tus emociones, te quiebran y después te ponen un sentimiento de culpabilidad y de responsabilidad ajena, para lograr que ellos lucren”.

La investigación realizada por Univisión es solo una muestra más del poder económico de las grandes iglesias evangélicas que parecen ser negocios rentables solo para quienes las dirigen.

Visits: 3