El congresista Edwin Vergara fue suspendido de Fuerza Popular, a petición suya, tras ser vinculado con el narcotraficante colombiano Diego Sánchez Ospina, con quien fundó en 2014 la empresa Pinturas Golden Colors.

La Policía Antidrogas reveló el nexo que tenía el parlamentario fujimorista con Diego Sánchez que fue capturado junto a Luis Castaño cuando pretendían exportar una tonelada de cocaína. Al difundirse la información sobre los negocios que tuvo con el detenido, Vergara solicitó al Comité Ejecutivo de Fuerza Nacional que se suspenda su militancia del partido.

Cabe resaltar que al divulgarse los lazos entre el fujimorista y el colombiano, Edwin Vergara recibió el apoyo de su compañera partidaria Úrsula Letona, quien compartió en sus redes sociales los tweets del exlegislador José Barba Caballero en defensa del colega. Letona integra el círculo más cercano de Keiko Fujimori, además durante la campaña electoral del 2016, realizó muchas de sus actividades proselitistas en compañía del mencionado congresista.

El parlamentario aseguró que en la actualidad no tiene ningún nexo con Sánchez porque en 2016 le cedió todas las acciones de la compañía que constituyeron juntos, antes de asumir su cargo en el Congreso. Sin embargo, en la denuncia constitucional presentada ayer por su excompañero de bancada Bienvenido Ramírez se indica que Vergara vendió sus acciones al narcotraficante el 17 de junio de 2016, un mes después de ser proclamado como congresista.

 

Comentarios