Jueces de la Segunda Sala de Apelaciones contra el Crimen Organizado deberán decidir pronto si ordenarán el cese del partido político mientras lo investigan por lavado de activos.

Redaccion Wayka

Los jueces superiores Walter Gálvez, Iván Quispe y Edgard Medina de la Segunda Sala de Apelaciones contra el Crimen Organizado deberán decidir en los próximos días si aceptan la suspensión de funciones del partido político Fuerza Popular durante 2 años y medio. Este fue el pedido que realizó el fiscal superior Wilfredo Mendoza en la audiencia realizada el miércoles 10 de febrero en el marco de las investigaciones por el caso Cócteles (Odebrecht).

El fiscal también solicitó que se declare infundado el pedido de la agrupación liderada por Keiko Fujimori para que cese la vigilancia judicial.

Recordemos que en diciembre de 2020, el Poder Judicial ordenó que Fuerza Popular envíe cada 15 días a los magistrados información sobre sus deudas, recursos y financiamiento de campaña. Para el fiscal Mendoza, esta medida no eliminaría la posibilidad de que no ingrese dinero ilícito al partido.

La defensa de Fuerza Popular, Christian Salas, apeló para que cese la orden dada en diciembre de 2020. Antes de que finalice la audiencia, el presidente de la Sala, Iván Quispe, comunicó que debatirán la apelación presentada por la Fiscalía y que notificarán su decisión.