Redacción Wayka/ Foto: Derechos sin fronteras

Se hizo justicia. Luego de casi 5 años, el juez Edwin Cruz Domínguez del Juzgado Mixto de Espinar en Cusco ordenó al Ministerio de Salud (Minsa) atender a las comunidades de Espinar afectadas por la presencia de metales tóxicos en sus organismos. El fallo determina un plazo de 90 días para que el Minsa diseñe e implemente una estrategia de salud pública de emergencia para atender a la población de la provincia cusqueña.

El juez a cargo reconoce que se violaron los derechos a la vida, la salud y la integridad física de las comunidades de Espinar.

La demanda interpuesta en mayo de 2015 por la comunidad campesina de Huisa, la Asociación para la Defensa de Paccpaco, el Comité de Usuarios de Agua Qquetara, el Frente de Defensa de Regantes de la Microcuenca Ccañipía y la Federación Unificada de Campesinos de Espinar. La acción legal estuvo dirigida contra el Ministerio de Salud, el Ministerio del Ambiente, el Gobierno Regional de Cusco, la Dirección Regional de Salud de Cusco, la Autoridad Nacional de Agua, entre otras instituciones públicas.

El Minsa encargó en el 2013 al Laboratorio Ambiental de los Centros para el Control de Prevención de Enfermedades de los EE.UU. un proceso de despistaje para determinar si los habitantes de algunas comunidades tenían metales tóxicos en sus organismos.

Las muestras de sangre se tomaron a 38 menores de 18 años, 74 adultos y 68 ancianos de las comunidades de Alto Huancané y Huisa. Estas dieron como resultado, en distintas cantidades, cadmio, arsénico, plomo, talio, magnesio y mercurio. También antimonio, bario, berilio, cobalto, cesio, estaño, estroncio, molibdeno, platino, uranio y tungsteno, como lo señala un comunicado de la organización Derechos sin fronteras.

La sentencia también confirma la contaminación del agua y los suelos de Espinar, por lo que exige al Estado elaborar una estrategia de salud pública de emergencia sanitaria en el plazo de 90 días, así como un plan de acción que contenga programas de vigilancia epidemiológica y sanitaria, y de monitoreo de la salubridad del agua. El juez dictaminó prestar atención médica pertinente a la población de Espinar, con especial atención a niños, niñas, madres gestantes y adultos mayores.