Nairobi es una de las ciudades con mayor índice de agresiones sexuales en Kenya, 1 de cada 4 niñas ha sido víctima de agresión sexual en el último año. Estas cifras están cambiando gracias a la iniciativa ‘No means No Worldwide’ que enseña clases de consentimiento a niñas y niños. Hasta ahora, las clases han reducido en un 50% las violaciones sexuales.

Los talleres enseñan autodefensa a las niñas, mientras los niños aprenden a respetar a las mujeres e intervenir en caso sean testigos de un ataque. La iniciativa, desarrollada por IMpower, adapta modelos de educación y empoderamiento fundada en principios feministas. La metodología ha logrado que lo niños del proyecto intervengan con éxito al presenciar un asalto sexual el 74% del tiempo.

Además, el curso logró reducir la tasa de deserción escolar relacionada al embarazo producto de las vejaciones en un 46%. El programa de empoderamiento ha capacitado a más de 180 mil niñas y niños entre 10 y 20 años y se busca implementarlo en las escuelas de educación secundaria.

Perú

La situación de violencia que viven las mujeres no es diferente en Perú. Solo entre enero y marzo de 2017 se denunciaron mil 778 casos de violencia sexual, según el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables. Las alarmantes cifras nos ubican como el segundo país con más violaciones sexuales en América del Sur, según el Observatorio de Seguridad Ciudadana de la Organización de Estados Americanos, el primer lugar lo ocupa Bolivia.

 

Visitas: 2