Redacción Wayka

El titular del Ministerio del Interior declaró que no se debe dar a los investigados en torno al caso Odebrecht “carta abierta” para transitar libremente y pone como ejemplo la fuga de Félix Moreno, exgobernador regional del Callao.

Frente a las acusaciones que llegan desde Brasil respecto a los sobornos entregados por la empresa Odebrecht, Carlos Morán consideró que el Ministerio Público no debería permitir que investigados con fuertes indicios de culpabilidad puedan transitar con libertad.

“No podemos tener una actitud contemplativa, no pido que se adopte una medida tan extrema como la prisión preventiva, pero considero que la fiscalía, con todos los elementos que está reuniendo, debería solicitar arresto domiciliario para los políticos investigados por corrupción”, indicó.

Presentó el caso de Félix Moreno, exgobernador regional del Callao, quien se encontraba detenido hasta que se le otorgó comparecencia, pese a lo complicado de su situación, y se facilitó su fuga.

Ayer se cumplieron 40 días desde que Félix Moreno se encuentra prófugo, pesando sobre él la condena de cinco años de prisión efectiva por ser responsable directo de la venta ilegal de un terreno del Estado en Ventanilla.

“Me parece importante impedir que esto vuelva a pasar. Félix Moreno debe ser capturado con trabajo policial y estoy seguro vamos a tener resultados positivos”, expresó.

Las reacciones

En declaraciones al diario Correo, el congresista Carlos Bruce se mostró a favor del arresto domiciliario, mientras que los legisladores Mauricio Mulder y Víctor Andrés García Belaúnde rechazaron la propuesta, por considerarla “inconstitucional” e ir en contra de la independencia de poderes.

Por su parte, el fiscal José Domingo Pérez criticó que se plantee una “medida menos restrictiva” para los investigados y explicó que para reducir riesgos de fuga, se está solicitando medidas como videovigilancia, seguimientos, allanamiento, registro domiciliario, incautación y prisión preventiva en los casos que corresponda.

También Pedro Cateriano, expresidente del Consejo de Ministros, expresó su opinión en contra de la detención domiciliaria y precisó que “aún no se cuentan con grilletes para su eficaz aplicación”.