Congresistas de Fuerza Popular contrataron en sus despachos a 47 personas, entre asesores, técnicos y coordinadores, que están afiliados al partido de Keiko Fujimori.

Por Nicol León

El Congreso gastó durante julio S/ 251 841 en los sueldos de 47 afiliados a Fuerza Popular que están contratados en despachos de distintos parlamentarios de este partido político, así como en comisiones. La mayoría empezó a trabajar como asesores, técnicos o coordinadores en agosto de 2021.

Los afiliados son pieza clave para un partido político, pues solo con sus firmas una organización puede solicitar su inscripción al Jurado Nacional de Elecciones (JNE) y participar en elecciones a cargos públicos.

Hay 47 afiliados de Fuerza Popular que laboran en despachos de 14 congresistas de este partido político, así como en su bancada y en la Comisión de Relaciones Exteriores, Comisión Agraria, Comisión de Constitución y Reglamento, Comisión de Fiscalización, Tercera Vicepresidencia, Comisión Bicentenario, Comisión Pro Inversión, Comisión que hace seguimiento de incorporación del Perú a la Organización para la Cooperación y Comisión de seguimiento al proceso de reconstrucción en las zonas afectadas por el Fenómeno El Niño Costero.

Uno de los afiliados a Fuerza Popular trabaja en el despacho del congresista Javier Rommel Padilla, de Renovación Popular.

Los sueldos mensuales de los 47 trabajadores fluctúan entre los S/ 2 598 y S/ 9 499, según la Cartilla de Información Administrativa 2021-2026, elaborada por la Dirección General de Administración del actual Parlamento.

Todos ellos están sujetos al régimen del Decreto Legislativo 728, por lo que reciben dos gratificaciones en julio y diciembre, así como un bono de escolaridad que equivale a su sueldo mensual. También les entregan un bono vacacional después de que cumplen un año laborando en el Congreso. Tienen una “asignación por racionamiento” de S/ 70 diarios y un seguro médico familiar privado.

FUJIMORISTAS EN EL CONGRESO

La congresista de Fuerza Popular Martha Moyano Delgado es la que más afiliados a Fuerza Popular contrató en su despacho. Seis de sus trabajadores son afines al partido de Keiko Fujimori. Sus sueldos fluctúan entre los S/. 2 598 y S/. 9 499.

Entre sus trabajadores de confianza figuran ciudadanos que postularon a cargos públicos con Fuerza Popular, pero no obtuvieron votos suficientes. Por ejemplo, el técnico Ricardo Francisco Pando Morales y la coordinadora Judith Nancy Aguirre Cutipa, quienes quisieron ser regidores de Lima en 2018.

Le sigue el congresista fujimorista Luis Alegría García, quien contrató a cuatro afiliados a Fuerza Popular en su despacho. Tres de ellos intentaron ocupar cargos públicos con este partido político en cuatro oportunidades.

El parlamentario Juan Carlos Lizarzaburu Lizarzaburu también contrató a 3 afiliados a Fuerza Popular. Todos participaron en campañas políticas pasadas.

CÚPULA FUJIMORISTA EN EL CONGRESO

Entre los contratados también figuran afiliados a Fuerza Popular que ocupan altos cargos dentro del partido político.

Como por ejemplo, Karina Beteta, excongresista de Fuerza Popular, quien es tesorera titular del partido desde el 21 de octubre de 2020. Ella también fue secretaria nacional de la mujer e inclusión social entre 2018 y 2020. Hasta de julio de 2022 trabajaba como asesora en la Comisión de Fiscalización con un sueldo de S/ 9 499.

La secretaria nacional de juventudes de Fuerza Popular Marjorie Condezo Paredes también se desempeña como técnica de la bancada naranja en el actual Parlamento con un sueldo de S/ 5 297.

Otro afiliado con poder en Fuerza Popular que labora en el Congreso es Marco Antonio Pacheco Quispe. Es secretario de prensa y comunicaciones desde el 20 de setiembre de 2020 y labora como técnico de la bancada con un sueldo de S/ 5 297.

Ledy Palma Encalada es asesora de la bancada de Fuerza Popular y al mismo tiempo vicepresidenta del Tribunal Electoral del partido político desde el 15 de diciembre de 2017. Como asesora se lleva cada mes S/ 9 499.

Hasta julio pasado, en el Congreso también laboraba Ana Patiño Urco, la exsecretaria nacional de agricultura y medio ambiente de Fuerza Popular. Ella era asesora de la Comisión de Constitución, que estaba presidida por Patricia Juárez, con un sueldo de S/ 9 499.

En el despacho del congresista Jorge Morante Figari también contrataron a Angel Puccinelli Maldonado, expersonero técnico alterno y exsecretario nacional de Juventudes de Fuerza Popular. Como técnico recibe cada mes S/ 5 297.

En la Comisión de Relaciones Exteriores, hasta julio de 2021, la fujimorista Milagros Takayama también estuvo laborando como asesora a cambio de S/ 7 789 mensuales. Ella fue personera legal de Fuerza Popular, así como representante legal y secretaria de ética y disciplina. También se encargó de presentar recursos de nulidad, sin pruebas, para que se anulen votos a favor de Pedro Castillo y así Keiko Fujimori pueda convertirse en presidenta.

El excongresista fujimorista y exsubsecretario general nacional de Fuerza Popular Miguel Angel Torres también laboró hasta julio de 2021 como asesor de la bancada. Su sueldo mensual era de S/ 9 499.

ALIADOS DE RENOVACIÓN POPULAR Y ALIANZA PARA EL PROGRESO

Hay otros 14 trabajadores de congresistas de Fuerza Popular, Renovación Popular y Alianza para el Progreso que, aunque no están afiliados al partido político de Keiko Fujimori, han postulado en representación de este en anteriores elecciones.

Ellos ganan mensualmente cerca de S/ 134 417 por laborar como asesores, coordinadores o técnicos de los congresistas fujimoristas Tania García Ramírez, Rosangella Barbarán, Alejandro Aguinaga, José Elías Avalos, Hector Ventura Angel, entre otros.

Hay algunos expostulantes del fujimorismo que también trabajan para Renovación Popular y Alianza Para el Progreso.

Es el caso de Jorge Nakazaki Servigon, quien candidateó antes con el fujimorismo y actualmente se desempeña como asesor de María Acuña Peralta, de Alianza para el Progreso.

Carlos Mesía, excongresista de Fuerza Popular en 2020, es asesor de la bancada de Renovación Popular desde agosto de 2021. En tanto, Jorge Eduardo de Lama, quien postuló como regidor en 2018 con Fuerza Popular, trabaja como asesor del congresista de Renovación Popular Alejandro Muñante.