Redacción Wayka

El exministro de Salud Fernando Carbone Campoverde, quien en su gestión se opuso a la distribución de la Anticoncepción Oral de Emergencia (AOE), ha sido designado como ejecutivo adjunto del Ministerio de Salud. La resolución ministerial que lo asigna al cargo, fue publicada el pasado 15 de abril en el diario oficial El Peruano.

La designación de Carbone se da en el actual contexto de emergencia nacional por el COVID-19 donde diversas organizaciones que velan por la salud de las mujeres han alertado sobre la necesidad de garantizar los servicios de salud sexual y reproductiva, así como el acceso a la AOE y el aborto terapéutico para las niñas víctimas de violación sexual.

Para Susana Chávez, directora del Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos, organización que defendió la distribución de la AOE ante las demandas de grupos conservadores, la gestión del exministro de Salud fue un factor que contribuyó a que “esta crisis sea aún más grave” respecto al “acceso garantizado de la salud sexual y reproductiva, en particular de los y las adolescentes”.

“Nos preocupa mucho que los funcionarios no compartan la visión que tiene el Ministro (Víctor Zamora) respecto a estos temas, pues hay una gran deuda con las mujeres y con el país y, lamentablemente, el doctor Carbone es uno de los que han contribuido fuertemente”, señaló Chávez.

Resolución Ministerial que designa a Fernando Carbone como Ejecutivo Adjunto del despacho ministerial del Minsa

Pasado cuestionado 

Fernando Carbone fue ministro Salud entre 2002 y 2003. Su gestión es vista por organizaciones de mujeres como un retroceso para el ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres y niñas, debido a sus posturas abiertamente conservadoras en materia de planificación familiar.

Tanto él como su predecesor Luis Solari se opusieron a que la AOE, conocida también como píldora del día siguiente, fuera repartida en los centros de salud. A pesar de que fue incluída como parte de los métodos anticonceptivos distribuidos por el Minsa en 2001 y que beneficiaba, especialmente, a las mujeres y niñas víctimas de violación.

Carbone aseguraba que la AOE era abortiva, contradiciendo la evidencia científica que ha demostrado que la píldora actúa antes de la fecundación del óvulo y que no tiene efecto alguno sobre un óvulo ya fecundado, por lo que no se le puede considerar abortiva.

En 2002, aprobó un Reglamento de Organización y Funciones que creaba el “Registro del concebido”, aludiendo al 25 de marzo, fecha en que, según la religión católica, el ángel Gabriel anunció a María la llegada de Jesús. Actualmente, en esa fecha, la Iglesia Católica promueve el “Día del Niño por nacer” y realiza las Marchas por la Vida. 

Un año después, Carbone propuso crear oficialmente el Día del no nacido. Además, prohibió el uso de términos como “género”, “educación sexual”, “derechos humanos”, y “salud sexual y reproductiva”. 

Durante su gestión, el Ministerio de Salud priorizó la difusión de métodos de planificación familiar tradicionales como la abstinencia periódica, y estancar la promoción del uso de métodos anticonceptivos con mayor grado de efectividad y protección contra infecciones de transmisión sexual.

Entre las funciones que deberá desempeñar Carbone en su nuevo cargo está proponer proyectos de políticas, normas y procedimientos en materia de salud pública.