Por Pedro Francke*

El congresista Kenji Fujimori ha denunciado «la repartija de obras de la comisión de presupuesto del Congreso», explicando  que «la comisión asigna presupuestos arbitrariamente y lo viene haciendo desde hace dos años. Se ha repartido obras por el valor de 5 millones de soles a cada parlamentario de Fuerza Popular con su lista de proyectos en mano.

¿Es esto verdad? Bueno, en primer lugar hay que considerar que siendo Kenji el congresista fujimorista más votado de su bancada y no habiendo tenido en años anteriores  enfrentamientos con Keiko, debía saber bien lo que pasaba allí. Por otra parte esta política no es novedad; ya había sido descrita por el ex – ministro de economía (de Alan García) Luis Carranza: “El MEF (..) no puede evitar pagar un precio, en componendas y patrocinios, para lograr el apoyo del Poder Legislativo a la propuesta del Poder Ejecutivo. Por esto, el MEF sigue la siguiente estrategia: deja de lado una pequeña porción del presupuesto para atender las enmiendas propuestas por los miembros del Congreso” (“¿Quienes deciden el presupuesto?” BID 2010, página 190).

También lo ha reafirmado, queriendo hacer lo contrario, el congresista Jorge Castro. Según él “Cuando se aprueba el presupuesto, que fue el 30 de noviembre del año pasado, quedan algunos saldos disponibles y se trata de cubrir con proyectos de último minuto”.  Eso es simplemente falso, ya que todo presupuesto detalla específicamente a qué se destina cada sol del mismo. Así que esos “proyectos de último minuto” son de los que habla Kenji.

Ahora bien, en esta repartija presupuestal, que es ilegal dado que la Constitución establece explícitamente que los congresistas no tienen iniciativa de gasto, estaban comprometidos TODOS los congresistas fujimoristas, los que hoy están en el bando de Keiko y los que hoy están en el bando de Kenji. “Sin querer queriendo” Kenji no solo incrimina a los keikistas sino a él mismo y sus congresistas “avengers”, y según ha revelado Jorge Castro, también a otros miembros de la comisión de presupuesto. No es por gusto que en estos años pasados, la única bancada que ha presentado un proyecto de ley alternativo en términos presupuestales y ha votado en contra del proyecto oficialista ha sido la del Nuevo Perú.

En segundo lugar, Kenji ha revelado nuevamente que en materia económica, el gobierno PPK y el MEF de los tecnócratas neoliberales pro-Confiep han cogobernado con la bankada  fujimorista. Porque hay que tener presente esto: el presupuesto público, desde hace años, incluyendo los aprobados en diciembre de 2016 y diciembre de 2017, se aprueban en el Congreso tras haber recibido el visto bueno del MEF. ¿Cómo era “la nuez”? Quien establecía esa bolsa para darle 5 millones en “obras”, seguramente con 5% o 10% para su bolsillo como se dice en los kenjivideos, era el MEF. Lo dice también Luis Carranza. Así, a cambio de unas “obritas”, PPK tenía su política presupuesta aprobada por la bancada de Keiko.

No es casualidad, con estos hechos, que en los rankings internacionales sobre la transparencia y participación del presupuesto, el Perú salga bastante mal, y que la gente esté tan descontenta con un estado que no hace las obras ni presta los servicios que se necesitan.

*Pedro Francke es Magister en economía y profesor principal de la Pontificia Universidad Católica del Perú, experto en políticas sociales, ha sido Director Ejecutivo de FONCODES, funcionario del Banco Mundial, Coordinador de ForoSalud, Presidente de SISOL y Gerente General de EsSalud. 

 

Visitas: 1