En los últimos 18 años, hallaron a 2 692 personas desaparecidas. Solo 33 estaban vivas. Exigen aplicación del Plan Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas al 2030.

Redacción Wayka

El Equipo Peruano de Antropología Forense (EPAF) instó que el gobierno entrante, presidido por Pedro Castillo, continúe la búsqueda de personas desaparecidas durante el conflicto armado interno. Aún hay 18 642 personas que desaparecieron entre 1980 y 2000 pendientes de encontrar.

De acuerdo con el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y Sitios de Entierro (RENADE), 21 334 personas desaparecieron en el periodo citado. Esta cifra es superior a las estadísticas incluidas en el informe final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR), presentado en agosto de 2003.

A partir de este año, iniciaron intervenciones forenses personal del CVR, EPAF y el Equipo Forense Especializado, del Instituto de Medicina Legal del Ministerio Público. Su trabajo permitió que hasta diciembre de 2020 se ubique a 2 692 personas que estuvieron desaparecidas. Solo 33 estaban vivas.

Sin embargo, para los familiares de los desaparecidos el ritmo de búsqueda continúa siendo lento.

«Los familiares de las víctimas, sus comunidades, no pueden seguir esperando por una respuesta, por sus derechos, por más tiempo. La demora acrecienta la desconfianza en el Estado y prolonga un duelo que deja secuelas», comunicó EPAF.

Para la búsqueda de las 18 642 personas desaparecidas, EPAF pidió que se aplique el Plan Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas al 2030, aprobado el 12 de julio de 2021.

Este documento, elaborado por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, establece que el problema a resolver es la baja tasa de respuestas del Estado a los familiares en los procesos de búsqueda de las personas desaparecidas durante el periodo de violencia 1980-2020.

Con información del RENADE, indican que del total de desaparecidos, se desconoce el paradero de 7 577 y se presume el destino de otros 6 732.

En tanto, no se tiene información suficiente de lo que ocurrió con 2 906 y se tiene certeza de que 1 427 han fallecido. Sin embargo, se desconoce la ubicación de sus restos.

La meta del plan elaborado es que al 2030 el Estado entregue respuestas a los familiares del 40.62% de personas desaparecidas durante el conflicto armado interno.

Para ello, está pendiente que se fortalezcan los equipos de trabajo que buscan a las personas desaparecidas y al Instituto de Medicina Legal del Ministerio Público. Así como también que se implementen protocolos con enfoque humanitario en el proceso de búsqueda, se incentive la participación de los familiares en el proceso de búsqueda, entre otras acciones que el próximo Gobierno deberá cumplir.