El Sistema de Alerta de Emergencia de Chile informó sobre el sismo en Arequipa 7 minutos después del acontecimiento mientras que el Instituto Geofísico del Perú (IGP) demoró más de una hora en brindar información oficial sobre el movimiento telúrico que cobró una vida y ha dejado a cientos de familia sin vivienda. El sistema de alerta en Perú debía de haber iniciado pruebas a fines del 2017 pero no fue así.

En menos de una hora de ocurrido el sismo, la Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior y Seguridad Pública (ONEMI) alertó a los chilenos, descartó un posible tsunami y devolvió la calma a los ciudadanos. En el Perú, usuarios de Twitter exigían a las autoridades información oficial sobre lo que estaba sucediendo en Arequipa.

Hernando Tavera, jefe del IGP, indicó que la demora de la información fue por la saturación del internet después del sismo.

“Ha quedado claro, con eventos grandes que han ocurrido en el pasado cercano, que siempre que ocurren eventos de magnitudes elevadas las líneas de internet se saturan (…) lástima que la información no pueda fluir a la velocidad con la que uno quisiera”

Sistema de alerta temprana contra sismos en el Perú

Luego del devastador terremoto en México, en el que muchas personas salvaron sus vidas gracias a su sistema de alerta sísmica, el IGP aseguró en setiembre del 2017 que para fines del año pasado se empezarían las pruebas del sistema de alerta temprana de terremotos en el país, sin embargo, en diciembre dijeron que estos simulacros se llevarían a cabo recién a mediados del 2018.

En diciembre se instalaron los primeros sensores del sistema de alerta contra sismos en la Isla San Lorenzo y lo mismo se hará en los próximos tres meses en la Isla Las Hormigas, punto vital ya que se encuentra cerca a la placa tectónica de Nasca, cuyos roces con la placa Sudamericana son los que producen sismos de gran intensidad en América Latina. Estos sensores captan la ocurrencia de sismos y emiten alertas que dan a las personas entre 8 y 10 segundos para ponerse a cubierto. El sensor principal en la costa capta la alerta y la transmite a otros puntos estratégicos. De esta forma, las personas alejadas del epicentro del sismo tienen algunos segundos más para poder ponerse a salvo.

El silencio sísmico en la zona de Lima pone en alerta a la población desde hace varios años y los proyectos para prevenir desastres naturales se siguen tardando más de lo estipulado. Asimismo, el jefe del IGP no ha asegurado que el sistema de alerta temprana contra sismos esté operativo a finales de este año. Entonces, ¿para cuándo estaría listo?