Hasta ahora las denuncias de nueve mujeres, ocho cantantes y una bailarina, coinciden en señalar acoso sexual por parte del tenor Plácido Domingo. Y las versiones de las denunciantes han sido corroboradas por más de 30 testigos, en una publicación de la agencia Associated Press.

Aparte de estos nueve testimonios de acoso sexual explícito ocurridos en los últimos 30 años, otra media docena de mujeres han relatado a la agencia que Domingo les hizo proposiciones incómodas.

La mayoría de casos coincide en señalar lo que podría determinarse como un patrón o un modus operandi del tenor. Buscaba a artistas que recién comenzaban su carrera, les ofrecía una cena o ir a algún lugar privado, las presionaba para que mantuvieran relaciones sexuales y si no lo hacía intervenía para sean “castigadas” profesionalmente. A algunas las telefoneaba constantemente, les pedía ir a su apartamento para hacer ‘casting’, entraba a sus camerinos sin avisar.

Una de las víctimas es la mezzosoprano Patricia Wulf, es la única que ha dejado que se revele públicamente su nombre, por ahora. Las demás tienen temor a más represalias que ya han sentido cuando han contado lo ocurrido en la industria.

Wulf cuenta que una vez mientras actuaban tuvo que limpiarse la saliva del español de la cara, mientras este le susurraba «ojalá no estuviéramos en el escenario».

Otra víctima asegura que Plácido Domingo le metió la mano por debajo de la falda y otras tres aseguran que las besó a la fuerza en lugares como un camerino, una habitación de hotel y una comida de negocios. “Que alguien te esté intentando coger de la mano durante una comida de negocios es raro, o que te ponga la mano en la rodilla”, describió una de las cantantes. “Siempre te estaba tocando de alguna forma, siempre besándote”.

Una de ellas relató que se acostó con Domingo dos veces, una de ellas en el hotel Biltmore de Los Ángeles, que está a cuatro manzanas de la sede de la ópera de la ciudad. Cuando Domingo se fue, le dejó 10 dólares diciendo: “No quiero que te sientas como una prostituta, pero tampoco quiero que tengas que pagar por aparcar”.

Nadie se salvaba, otro testimonio relata que tras incomodarse de las constantes llamadas del tenor, dejó de contestar el teléfono. Le dijo a Placido Domingo que estaba casada y él respondió «es una vergüenza que tu marido no entienda sobre tu carrera».

LA RESPUESTA

La respuesta de Domingo ha sido aún más escandalosa: «Es doloroso oír que he podido molestar a alguien«, señala, y dice que algunos testimonios son inexactos. Luego indica: «Las reglas y valores por los que hoy nos medimos, y debemos medirnos, son muy distintos de cómo eran en el pasado», ha añadido. 

La Asociación de Orquestas de Filadelfia ha retirado su invitación a Plácido Domingo para que participe en el concierto de la noche de estreno del 18 de septiembre de 2019.

Visitas: 4