Por Juan Zapata

Han pasado más 10 meses desde que el Poder Judicial ratificó el fallo para que 709 obreras de limpieza de la Municipalidad de Lima se reincorporen a planilla. 

Son más de 8 meses desde que Jorge Muñoz está en el cargo y no solo no acata la sentencia, sino que con solo nueve días de gestión (el 9 de enero de 2019) ya había demandado a todos los magistrados de la Segunda Sala de Derecho Constitucional y Social Transitoria de la Corte Suprema de Justicia, quienes ratificaron el fallo a favor de las trabajadoras.

Demanda de la Municipalidad de Lima

Sin embargo, el 14 de enero la Primera Sala Constitucional declaró improcedente el pedido. La Municipalidad de Lima apeló.

Para el secretario general del Sindicato de Trabajadores Obreros/as de Limpieza de Lima (SITOBUR), Raúl Oviedo Camacho, la gestión de Jorge Muñoz está teniendo un doble mensaje con su sindicato.

«Hemos tenido reuniones donde ellos (funcionarios de la Municipalidad de Lima) nos pasan documentación sobre el cumplimiento de la sentencia. Nosotros hemos tomado conocimiento de esta acción de amparo (de enero) recientemente. ¡Cómo pueden tener un doble mensaje!», cuenta Raúl Oviedo.

Doble discurso

Sitobur se reunió el 25 de junio con los funcionarios de la Municipalidad de Lima y reclamaron este doble mensaje. Según Raúl Oviedo, los funcionarios se excusaron en que ellos están gestionando para cumplir la sentencia, pero que tampoco pueden impedir que la procuradora pública municipal adjunta, Raquel De La Cruz Costa, cumpla su trabajo.

«Esa es la versión de ellos. Pero nosotros sabemos muy bien que el que dirige todo es el alcalde. Es el que ordena, el que manda», indicó Raúl.

Al Tribunal Constitucional

Para el secretario general de Sitobur, la intención de la Municipalidad de Lima es que su acción de amparo llegue al Tribunal Constitucional porque es el único que puede anular una sentencia de Corte Suprema.

«Por un lado dialogan con nosotros y por otro se esconden en sus trámites burocráticos. Ellos estarían queriendo aprovechar para que avance su acción de amparo porque su idea es llegar al Tribunal Constitucional. Están apelando y van a subir a la Sala Constitucional que seguramente tampoco les va a dar la razón».

Si lo que Raúl Oviedo cuenta sucede, la Municipalidad de Lima podría presentar un recurso de agravio constitucional para llegar al TC y así anular la Sentencia de la Casación Laboral 13749-2017-Lima que favorece a las Obreras de Limpieza Publica y que ratifica el fallo de la 4ta. Sala Laboral.

Visitas: 25